Publicado 10/02/2020 10:30:57CET

Coronavirus.- Tíbet suspende las actividades religiosas del Año Nuevo tibetano por el coronavirus

Coronavirus.- Tíbet suspende las actividades religiosas del Año Nuevo tibetano p
Coronavirus.- Tíbet suspende las actividades religiosas del Año Nuevo tibetano p - Su Y/SIPA Asia via ZUMA Wire/dpa

LHASA (CHINA), 10 Feb. (Xinhua/EP) -

Las actividades religiosas de gran congregación durante el Año Nuevo tibetano, que este año cae el 24 de febrero, se han suspendido en Lhasa, la capital de la región autónoma del Tíbet, por el brote del nuevo coronavirus, según han informado las autoridades locales.

La asociación budista de Lhasa ha explicado que la decisión ha sido propuesta por los monasterios de la ciudad y tiene como objetivo preservar la salud de la gente y evitar el riesgo de infección cruzada debido a las congregaciones.

Otras actividades religiosas, como la oración por el Año Nuevo Tibetano, se celebrará en el interior de los monasterios en Lhasa, pero con una duración reducida y de menor proporción.

"Todos sabemos que el nuevo coronavirus es altamente contagioso y entendemos las medidas antivirus", ha indicado Tsering, un residente en Lhasa.

Hasta este domingo, Tíbet tenía un caso confirmado de la neumonía causada por el nuevo coronavirus. El brote ha dejado ya 908 muertos y 40.171 afectados en China. Aunque el epicentro del coronavirus está en la localidad china de Wuhan, se han detectado casos en otros países del sureste asiático, Europa y América.

La Organización Mundial de la Salud (OMS), que hace una semana declaró la emergencia sanitaria global, ha pedido a la comunidad internacional que redoble sus esfuerzos.

Los signos comunes de infección incluyen síntomas respiratorios, fiebre, tos y dificultades para respirar. En casos más graves, la infección puede causar neumonía, síndrome respiratorio agudo severo, insuficiencia renal e, incluso, la muerte.

Los datos de fallecidos por el brote del nuevo coronavirus superan a los registrados a causa del brote de SARS o síndrome respiratorio agudo que se detectó por primera vez en 2002. En 2003, más de 600 personas habían muerto en China a causa de este virus, mientras que la cifra a nivel global alcanzó los 765 fallecidos.

Contador