Publicado 28/05/2020 16:43CET

Coronavirus.- Trump reconoce que los 100.000 muertos por COVID-19 en EEUU son un "triste hito"

Coronavirus.- Trump reconoce que los 100.000 muertos por COVID-19 en EEUU son un
Coronavirus.- Trump reconoce que los 100.000 muertos por COVID-19 en EEUU son un - Contacto

WASHINGTON, 28 May. (EUROPA PRESS) -

El presidente estadounidense, Donald Trump, ha reconocido este jueves que el país ha alcanzado un "triste hito" al haber superado los 100.000 fallecidos por la pandemia de coronavirus, que tiene a Estados Unidos como el país más afectado a nivel mundial, con 1,7 millones de casos confirmados.

"Acabamos de alcanzar un hito muy triste al llegar las muertes por la pandemia de coronavirus a 100.000", ha escrito el mandatario en su Twitter. "A todas las familias y amigos de los fallecidos, quiero trasladarles mis más sinceras condolencias y amor por lo que estas grandes personas significaron y representaron", ha añadido.

Trump ha aprovechado nuevamente para señalar con el dedo a China, a quien responsabiliza de no haber gestionado bien la pandemia dado que el coronavirus apareció en la ciudad china de Wuhan. "En todo el mundo el coronavirus, un 'regalo' muy malo de China, sigue avanzando. No es bueno", ha advertido.

A principios de mayo, cuando en el país había ya más de un millón de casos confirmados y más de 64.000 fallecidos, Trump dijo que "con suerte" Estados Unidos se quedaría "por debajo de las 100.000 vidas perdidas, lo que es, sin embargo, una cifra horrible".

El presidente, muy criticado desde algunos sectores de la sociedad y en particular por el Partido Demócrata por la gestión que está haciendo de la pandemia, ha reivindicado esta misma semana su forma de actuar frente a la misma, insistiendo en responsabilizar a China.

"Para todos los políticos de pacotilla que hay por ahí, si no hubiera hecho mi trabajo bien y pronto habríamos perdido a un millón y medio o dos millones de personas, en vez de los 100.000 que parece que vamos a perder", escribió en Twitter.

Según reivindicó, la cifra de fallecidos sería 15 o 20 veces superior si su gestión no hubiese sido eficaz: "¡impedí las entradas en el país desde China muy pronto!". "Debería haberse detenido en el lugar de origen, China, pero actué rápidamente y he tomado buenas decisiones", defendió.