Publicado 30/04/2020 09:08CET

Coronavirus.- Yemen confirma las dos primeras víctimas mortales por la pandemia de coronavirus

Coronavirus.- Yemen confirma las dos primeras víctimas mortales por la pandemia
Coronavirus.- Yemen confirma las dos primeras víctimas mortales por la pandemia - Michael Hanschke/dpa - Archivo

ADÉN (YEMEN), 30 Abr. (Xinhua/EP) -

El Gobierno de Yemen ha confirmado las dos primeras víctimas mortales provocadas en su territorio por la pandemia del nuevo coronavirus originado en la ciudad china de Wuhan, según ha informado la cadena de televisión estatal Yemen TV.

El anuncio de los dos primeros fallecidos se ha producido horas después de que el Gobierno de Yemen reconocido por la comunidad internacional informara de cinco contagios más de coronavirus en la ciudad de Adén, en el sur del país.

Hasta el momento sólo se había sido detectado un caso en la provincia de Hadramut, en el este del país, el pasado 10 de abril. Sin embargo, Naciones Unidas ha alertado de que existe "una probabilidad muy real" de que el virus se esté propagando en el país sin ser detectado.

La coalición internacional que encabeza Arabia Saudí anunció el 9 de abril un alto el fuego unilateral de dos semanas a causa de la pandemia, si bien los huthis lo rechazaron y lo tildaron de "maniobra política y mediática".

Así, los rebeldes subrayaron que mantendrán sus ataques hasta que Riad no ponga fin al bloqueo a Yemen, al tiempo que acusaron a la coalición de continuar con sus operaciones a pesar de su anuncio.

El conflicto en Yemen, que enfrenta al Gobierno de Abdo Rabbu Mansur Hadi, apoyado por una coalición militar liderada por Arabia Saudí, y los rebeldes huthis, respaldados por Irán, ha provocado la mayor crisis humanitaria mundial y dejado más de 100.000 muertos.

Además, el 80 por ciento de la población necesita ayuda humanitaria, mientras que diez millones de personas están al borde de la hambruna y otros siete millones sufren desnutrición, según datos de Naciones Unidas.

La comunidad internacional ha expresado su alarma ante el posible impacto que podría tener la pandemia en el país, cuyo sistema sanitario se encuentra totalmente colapsado tras más de cinco años de guerra.