Publicado 31/03/2021 12:40CET

Coronavirus.- Yemen recibe sus primeras vacunas contra la COVID-19 gracias al mecanismo COVAX

Niños con mascarilla en Saná, Yemen
Niños con mascarilla en Saná, Yemen - MOHAMMED MOHAMMED / XINHUA NEWS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 31 Mar. (EUROPA PRESS) -

Yemen ha recibido este miércoles un primer lote de 360.000 vacunas contra la COVID-19, gracias al mecanismo COVAX impulsado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y que aspira a alcanzar a países menos desarrollados y financieramente menos capaces de pugnar por contratos con las grandes farmacéuticas.

El mecanismo prevé entregar 1,9 millones de dosis a Yemen en 2021. De ellas, están ya en el país unas 360.000 --desarrolladas por AstraZeneca y fabricadas en India--, junto a 1,3 millones de jeringuillas y 13.000 cajas fuerte, como ha confirmado en un comunicado el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), que forma parte de la alianza.

El ministro de Sanidad del Gobierno yemení, Qasim Buhaibeh, ha acudido al aeropuerto de Adén a recoger las vacunas, en un acto que también ha contado con representantes de la OMS y de UNICEF.

Las organizaciones humanitarias que trabajan en Yemen han advertido en reiteradas ocasiones del desconocido alcance de la pandemia, debido a una guerra que mantiene al país dividido en zonas controladas por el Gobierno de Abdo Rabbu Mansur Hadi, reconocido internacionalmente, y por los rebeldes huthis.

Las autoridades oficiales han confirmado más de 4.200 casos y 882 fallecidos por coronavirus, mientras que los insurgentes no divulgan datos que permitan tener una mínima referencia.

El jefe de la OMS en Yemen, Adham Ismail, espera que el envío de vacunas "represente un paso importante en la lucha contra la COVID-19 en Yemen", que sirva para "salvar vidas" y también para "proteger el sistema sanitario", completamente colapsado tras los años de guerra.

En esta misma línea, el representante de Philippe Duamelle, cree que ahora "Yemen tiene la capacidad para proteger a los más expuestos, entre ellos los trabajadores sanitarios, para que puedan seguir brindando con seguridad intervenciones vitales para niños y familias".

Contador