Actualizado 22/03/2011 20:06 CET

CORR.-Cuba.- Fidel Castro afirma que lleva casi cinco años sin ejercer cargos estatales ni políticos en Cuba

(((ESTA NOTICIA SUSTITUYE A LA ANTERIOR SOBRE EL MISMO TEMA)))

MADRID, 22 Mar. (EUROPA PRESS) -

El ex presidente cubano Fidel Castro ha asegurado que lleva casi cinco años sin ejercer cargos políticos ni estatales desde que delegó el poder a su hermano Raúl en julio de 2006, para recuperarse de algunos problemas de salud, aunque reconoce que continúa siendo "un soldado de las ideas".

Castro ha hecho estas afirmaciones cuando faltan tres semanas para que el gobernante Partido Comunista de Cuba (PCC) renueve su cúpula y debata sobre un proyecto de reformas económicas y sociales inédito en la isla.

"Renuncié sin vacilación a todos mis cargos estatales y políticos, incluso al de primer secretario del partido, cuando enfermé y nunca intenté ejercerlos después de la Proclama del 31 de julio de 2006, ni cuando recuperé parcialmente mi salud más de un año después, aunque todos continuaban titulándome afectuosamente de esa forma", ha explicado en un nuevo artículo de sus 'Reflexiones' divulgadas por la prensa oficial de la isla.

Con esta nueva declaración, Castro parece haber despejado las dudas que surgieron hace unos meses sobre su permanencia como líder del PCC, partido fundado en 1965. El actual mandatario, Raúl Castro, se mantiene como el segundo a bordo de la organización política que gobierna en la isla, por lo que el debate de abril se centrará en elegir a la figura que ocupará el cargo de Fidel.

"Presté, efectivamente, mis servicios a la revolución durante mucho tiempo, pero nunca eludí riesgos ni violé principios constitucionales, ideológicos o éticos; lamento no haber dispuesto de más salud para seguir sirviéndola", ha afirmado.

Fidel Castro delegó el cargo de manera provisional a su hermano Raúl en julio de 2006 para recuperarse de una intervención quirúrgica. Pero no fue sino hasta febrero de 2008 cuando entregó el poder de forma definitiva, tras anunciar que no aceptaría su reelección como presidente ni comandante en jefe, a pocos días de que el PCC se dispusiera a renovar su cúpula.

"Pero sigo y seguiré siendo como prometí: un soldado de las ideas, mientras pueda pensar o respirar", ha expresado Castro, quien dedicó parte de su artículo a cuestionar la visita oficial del mandatario estadounidense, Barack Obama, a Chile.

En una rueda de prensa realizada el lunes en Santiago, Obama ha invitado a los países de la región a continuar "buscando la independencia del pueblo cubano", al tiempo que ha exhortado al régimen castrista a tomar "medidas significativas" a favor de los Derechos Humanos en la isla.

Cuando Obama "miró ansioso al público tras mencionar a la pérfida Cuba, esperando una explosión de aplausos, hubo un glacial silencio", ha destacado el ex mandatario. "Me sentí aludido en sus palabras", ha confesado.

"No quiero dar la impresión de que experimento odio a su persona, y mucho menos hacia el pueblo de Estados Unidos, al que reconozco el aporte de muchos de sus hijos a la cultura y a la ciencia", ha afirmado Castro, al pedir a Obama "un poco más de sensatez" en su viaje a El Salvador.