Publicado 16/06/2015 05:27CET

Correa retira de manera temporal las polémicas leyes de herencia y plusvalía

Rafael Correa
REUTERS

QUITO, 16 Jun. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, ha anunciado este lunes que retira de manera temporal las polémicas leyes de herencia y plusvalía, que habían provocado una serie de protestas lideradas por los grupos opositores durante las últimas semanas en el país sudamericano.

Durante un discurso a la nación pronunciado desde el balcón del palacio presidencial, Correa ha apelado a un "ambiente de paz, regocijo y reflexión" coincidiendo con la visita del Papa Francisco, prevista para el próximo 5 de julio.

Por ello, ha indicado que ha tomado esta decisión con el objetivo de que los grupos de oposición sigan provocando violencia, según ha informado el diario local 'El Universo'.

En este sentido, el presidente de Ecuador ha desafiado a los más críticos con los proyectos de ley sobre la redistribución de la riqueza (herencias) y a las ganancias extraordinarias (plusvalía) a que demuestren que éstos afectan a los pobres y a la clase media --como aseguran--.

"Si me demuestran que la ley de herencias y la de las ganancias extraordinarias afectan a la clase media y a los pobres, personalmente pediré a la Asamblea Nacional el archivo de esas leyes, pero si no lo logran demostrar se evidenciará, una vez más, que son unos mentirosos", ha aseverado.

Asimismo, les ha invitado a "adoptar el mecanismo constitucional de revocatoria del mandato" para que el pueblo decida si continúa o no en el poder. "En vez de usar la violencia, la fuerza, utilicen la Constitución. Vamos a la consulta revocatoria que los derrotaré una y mil veces", ha añadido.

LAS PROPUESTAS

Correa propone una nueva tasa para el impuesto a la herencia en base a una tabla que va hasta el 47,5 por ciento para los herederos directos, de acuerdo a un rango de valores que arranca en 70.800 dólares. Actualmente, se paga hasta el 35 por ciento desde una base de 68.800 dólares.

A pesar de que sólo el dos por ciento de los ecuatorianos pagaría el nuevo tributo, según datos del Gobierno, ya se han producido protestas espontáneas callejeras en contra de las reformas.

Correa también quiere, a través de otra reforma, grabar con un impuesto del 75 por ciento las ganancias extraordinarias en la venta de bienes inmuebles que superen los 8.496 dólares.

Una parte de la recaudación por la plusvalía se destinará a las arcas del Estado, en un momento en el que la economía atraviesa problemas de liquidez por la caída del precio del crudo, la principal fuente de ingresos externos del país sudamericano, miembro de la OPEP.