Costa Rica/Chile.- Los familiares recuerdan el segundo aniversario de la matanza en la embajada de Chile en Costa Rica

Actualizado 28/07/2006 6:29:20 CET

SAN JOSE, 28 Jul. (EP/AP) -

Con flores y velas, los familiares de la chilena Rocío Sariego recordaron el jueves el segundo aniversario de la matanza protagonizada por un policía en la embajada de Chile en esta capital, en la que también murieron otros dos diplomáticos.

Su padre, Jorge Sariego y sus hermanas Laura, Elena y Rafaela arribaron al sitio en el vehículo negro de "Ropi", como le decían a Rocío de cariño.

"Siento dolor, siento desazón porque no entiendo que pese a que tenían conocimiento de que estaban heridos no entraron en su auxilio. Tanto Rocío como el cónsul Cristian Yussef sobrevivieron prolongadamente", dijo Jorge Sariego.

Junto a los dos funcionarios falleció también el primer secretario de la embajada, Roberto Nieto, a manos del oficial Orlando Jiménez, quien al parecer sufrió un ataque de locura.

Horas antes a Jiménez le habían informado sobre su transferencia a otro puesto a pedido de Nieto.

Don Jorge divulgó esta semana un estudio del experto chileno Luis Ravanal donde se indica que Rocío y Yussef habrían sobrevivido entre 2 a 5 horas.

Las explicaciones faltan y son parte de los pedidos que Sariego hizo temprano el jueves a la ministra costarricense de Justicia Laura Chinchilla. Con ella se abrió una posibilidad de iniciar un arbitraje para definir una indemnización.

El anterior gobierno costarricense había definido un pago de unos 100.000 dólares, pero los familiares de Rocío no aceptaron la cifra a la que don Jorge calificó de "vergonzosa". "Todos los días pienso que ella estuvo sola todo ese tiempo bajo el escritorio cubriendo su herida... Yo me arrepiento de no haberme metido a ese lugar", expresó sollozando Laura.

Sobre el contacto con las autoridades chilenas, don Jorge comentó que lo único que tiene es una carta enviada por la presidenta Michelle Bachelet a su otro hijo que vive en Chile, en la que indicó "estar atenta" y que se iba a comunicar con ellos.