Publicado 16/03/2021 11:21CET

Credit Suisse advierte de que puede asumir un impacto por el colapso de Greensill

Archivo - FILED - 14 July 2010, Hessen, Frankfurt_Main: A general view of the Credit Suisse bank logo placed onto the main entrance of the bank's branch in Frankfurt. Credit Suisse expects to get by with fewer staff in coming years as automation kicks off
Archivo - FILED - 14 July 2010, Hessen, Frankfurt_Main: A general view of the Credit Suisse bank logo placed onto the main entrance of the bank's branch in Frankfurt. Credit Suisse expects to get by with fewer staff in coming years as automation kicks off - picture alliance / dpa - Archivo

MADRID, 16 Mar. (EUROPA PRESS) -

El banco suizo Credit Suisse ha advertido de que puede asumir algún impacto adverso en relación con el colapso de la firma Greensill Capital, que se declaró en suspensión de pagos este mes ante la imposibilidad de hacer frente a sus deudas, según ha reconocido la entidad helvética.

"La prioridad de Credit Suisse sigue siendo la recuperación de fondos para los inversores de Credit Suisse Asset Management (CSAM)", ha explicado el banco suizo, que está trabajando con los administradores de Greensill Capital para facilitar este proceso.

Tras la suspensión y liquidación de los fondos especializados en la financiación de proveedores vinculados a esta firma británica, cuyos activos agregados sumaban unos 10.000 millones de dólares (8.382 millones de euros), ha tenido lugar un primer reembolso de 3.100 millones de dólares (2.598 millones de euros) y las sociedades gestoras de los fondos tienen la intención de anunciar más distribuciones de efectivo durante los próximos meses.

"Si bien estas cuestiones aún se encuentran en una etapa inicial, debemos señalar que es posible que Credit Suisse incurra en un cargo con respecto a ellas", informó el banco.

Por otro lado, la entidad ha destacado que durante el último mes ha mantenido el buen arranque de su actividad en 2021, alcanzando el nivel más alto de ingresos antes de impuestos tanto en enero y febrero en una década.

En este sentido, ha apuntado el beneficio para el negocio de banca de inversión por el desempeño particularmente sólido en la actividad de emisión de los mercados de capital y de un buen desempeño continuo en ventas y negociación, con unos ingresos generales en lo que va del año un 50% superiores en comparación con el mismo período del año pasado.

Asimismo, el incremento interanual de la actividad de los clientes también está beneficiando a los negocios relacionados con gestión de patrimonios, con una fortaleza particular en la división Asia Pacífico.

De su lado, a pesar de la pandemia, la evolución de las pérdidas crediticias sigue siendo benigna, con signos de mejora en la economía global que comienzan a afectar de manera positiva a la reserva para pérdidas de crédito, según la metodología contable actual de pérdidas crediticias esperadas.

Contador