Actualizado 15/11/2012 13:12 CET

C.Rica.- Chinchilla defiende la unión de toda Latinoamérica para acabar con el "cáncer" del narcotráfico

La mandataria costarricense quiere resolver el conflicto con Nicaragua a través de los tribunales internacionales

MADRID, 15 Nov. (EUROPA PRESS) -

La presidenta de Costa Rica, Laura Chinchilla, ha declarado este jueves que la mejor forma de atajar el "cáncer" del narcotráfico en toda Latinoamérica es a través de un proceso en el que todos los países afectados se unan para atajar el problema.

En un acto de Nueva Economía Forum, la mandataria ha señalado que Centroamérica es "víctima de una geopolítica perversa", en referencia a los mercados productores de drogas situados en el sur de Latinoamérica que exportan las sustancias a Estados Unidos, el principal país consumidor de estupefacientes del continente.

"Nos han atado a un tren de violencia, que se está cobrando una gran cantidad de vidas humanas (...) mientras los jóvenes consumen cada vez más las drogas que se quedan en nuestro país", ha señalado Chinchilla, que ha definido el narcotráfico como un "cáncer" que corrompe al Estado.

La presidenta costarricense ha destacado que el principal problema de la región es el crimen organizado, ya que no solo supone el tráfico ilegal de drogas, sino también un aumento del tráfico de armas de norte a sur, así como de seres humanos, ya que las bandas criminales han extendido su modelo de negocio.

Chinchilla ha destacado la lucha de Colombia en su ataque a los grandes cárteles, pero ha señalado que su lucha individual provocó que el narcotráfico se haya traspasado a otros países, como México. "No podemos seguir enfrentando el narcotráfico como hasta ahora", de forma individual, ha defendido.

Aunque la mandataria ha subrayado que Costa Rica no se ha visto afectada por las grandes olas de violencia de otros países de Centroamérica, sí ha defendido que se debe dialogar con los otros países regionales para que toda la región no se hunda por el crimen organizado.

"Estamos en una etapa de transición en la que cada país revisa su política para impulsar medidas a nivel regional para alzar la voz a otras regiones del mundo sobre los problemas de no atender de forma adecuada el crimen organizado", ha explicado, la mandataria, que ha añadido que se debe defender más el "estado de Derecho para atajarlo".

NICARAGUA

Por otra parte, la presidenta costarricense ha defendido la postura de su Gobierno de llevar ante la justicia internacional el contencioso con Nicaragua, que invadió en 2010 una parte de la zona norte del país, ya que Costa Rica no tiene Ejército desde la firma de la Constitución en 1949.

"¿Qué hacen naciones tan pequeña como Costa Rica financiando un ejército?", ha preguntado la presidenta. Esta institución "ha acumulado a lo largo de la historia mayor conflictividad o anda buscando problemas con naciones vecinas en América Latina", ha asegurado.

"Nuestra nación fue fundada por maestros, no por generales (...) Al no tener ejército, nuestra única barrera es el Derecho Internacional", ha explicado la mandataria. Aunque ha reconocido que existen tensiones con Nicaragua, Chinchilla ha asegurado que siguen impulsando la integración de todos los países de Centroamérica para su expansión a los mercados internacionales.

CUMBRE IBEROAMERICANA

La presidenta costarricense, que participará este viernes y el sábado en la Cumbre Iberoamericana, ha destacado la importancia de la cita y el simbolismo que supone que se celebre en Cádiz. "Hace 200 años se reunieron por primera vez representantes de los países iberoamericanos en Cádiz para sancionar una de las primeras constituciones liberales del mundo", ha señalado.

Chinchilla ha asegurado que la unión con Europa y España es ahora más necesaria debido a la crisis económica, ya que es "es un momento de incertidumbre, pero también de oportunidades". La presidenta ha subrayado que la mejor forma de dialogar entre países con intereses y problemas comunes son en estas cumbres multilaterales.

La mantaria ha destacado que "América Latina no es ajena a las crisis económicas", pero ha subrayado que Costa Rica aprovechó la crisis de la década de 1980 para realizar reformas estructurales y "dejar atrás vicios del pasado".

La mandataria ha afirmado que la educación es una de las principales inversiones que puede hacer un país, "porque lo más importante es el capital humano" y que prefiere "invertir en escuelas y colegios antes que en cuarteles y soldados".

"Los latinoamericanos nos dimos cuenta de que no tenía sentido que vivir expuestos a la volatilidad de altos endeudamientos, políticas económicas expansivas y monedas sobrevaluadas", ha afirmado Chinchilla para destacar que Costa Rica ha crecido de media en los últimos 30 años una media del 4 por ciento anual.

La mandataria ha añadido que España y Europa siguen siendo socios preferentes en el comercio con Costa Rica y ha agradecido las grandes inversiones realizadas por las empresas españolas en su país. "Los españoles estarán siempre entre los más queridos", ha añadido.