C.Rica.- El ex presidente Oscar Arias se mantiene favorito en las encuestas electorales, seguido de cerca por Solís

Actualizado 03/02/2006 18:30:26 CET

La encuesta señala la posible necesidad de una segunda ronda electoral, ya que Solís no contaría en primera con el 40% de apoyos

SAN JOSE, 3 Feb. (EUROPA PRESS) -

El ex presidente Oscar Arias Sánchez, del Partido Liberación Nacional (PLN), cuenta con el 42,6% de la intención de voto de cara a las elecciones presidenciales que este domingo se celebrarán en Costa Rica, donde el segundo lugar en las preferencias del electorado lo ocupa el candidato del Partido Acción Ciudadana (PAC), Ottón Solís, con el 31,5% de los apoyos.

Así lo revela la última encuesta realizada por la firma Unimer para el diario costarricense 'La Nación', para la que se realizaron un total de 1.200 entrevistas a potenciales votantes en todo el territorio nacional, entre el 27 y el 31 de enero.

La encuesta resalta que Arias Sánchez, a pesar de ser el favorito, vio descender esta semana en siete puntos (de 49,6% a 42,6%) su porcentaje de apoyos. Por contra, esta semana fue Solís quien subió 5,2 puntos porcentuales (26,3% al 31,5%) en intención de voto.

En el tercer puesto, con una variación menor, se ubica el candidato del Movimiento Libertario, Otto Guevara Guth, quien subió de 11,8% a 12,9%, según la última encuesta.

En cuanto a los restantes candidatos presidenciales, ninguno muestra variaciones significativas. Quienes más apoyo obtienen son el candidato de Unión para el Cambio (UPC), Antonio Alvarez Desanti (4,4%), y el representante de Unión Nacional, José Manuel Echandi (2,7%). El resto no supera el 2% de los votos posibles.

UNA REÑIDA DISPUTA

La variación puesta en evidencia por la consulta refleja un clima de inestabilidad en la decisión de voto de los costarricenses, a pocas horas de tener que adoptar una posición definitiva. Esa situación magnifica la incertidumbre de los principales candidatos en este enfrentamiento electoral, interpreta el citado diario local.

Según la empresa de encuestas Unimer, este clima es muy diferente al que se dio en la mayoría de elecciones anteriores, cuando a estas alturas los resultados evidenciaban mayor seguridad en la intención de voto.

Para obtener el resultado que se publica hoy, Unimer tomó en cuenta a las personas que mostraron mayor decisión de acudir el domingo a votar. Ellos --llamados 'votantes probables'-- representan el 62% del padrón electoral, lo cual significa que votarían alrededor de 1.575.000 de los 2.550.613 ciudadanos inscritos.

Entre estas personas, son más numerosas las de mayor nivel educativo, los simpatizantes del Partido Liberación Nacional (PLN) y del PAC y quienes en 2002 votaron por el excandidato liberacionista Rolando Araya o por Ottón Solís.

Las cifras de esos 'votantes probables' tienen un margen de error de 3,6 puntos porcentuales, por lo cual, por ejemplo, el respaldo a Arias oscilaría entre el 39% y el 46,2%.

SOLIS PERDIO APOYOS

De prevalecer para Arias el escenario menos optimista, los resultados evidencian la posibilidad de que sea necesaria una segunda ronda electoral, pues para ganar en la primera debe obtener, como mínimo, el 40% de los votos válidos emitidos. En el escenario más optimista para Solís, su respaldo llegaría a un 35,1%, si se considera el margen de error.

Además, la encuesta evidencia una pequeña reducción en el porcentaje de abstencionismo (personas que no votarán), que pasa del 39,5% al 38,2%.

Según el estudio, Óscar Arias pierde respaldo en todos los grupos de edad, excepto en el de las personas de entre 40 y 49 años. También baja su apoyo en todos los niveles socioeconómicos y educativos, así como por la ubicación geográfica de los electores, sobre todo en el Valle Central (Gran Área Metropolitana urbana y el resto del Valle rural). Además, el apoyo entre los hombres al ex presidente cayó de un 48,8% en la consulta anterior a un 37,2% en la presente.

Por otra parte está Ottón Solís, quien en esta última encuesta gana fuerza en todos los niveles de edad; mantiene su fuerza entre los menores de 30 años, pero adquiere respaldo en los demás segmentos.

Solís prácticamente duplicó su grado de apoyo en las zonas rurales del Valle Central y en las zonas urbanas y rurales del resto del país. Precisamente, en la elección de febrero de 2002 esas fueron las regiones que menor respaldo le dieron al candidato del PAC.

En la encuesta anterior, Solís tenía predominancia de apoyo en el segmento alto, según nivel socioeconómico de los electores. En el actual estudio, no solo adquiere mayor intención de voto de ese grupo, sino que entre los votantes de nivel bajo su porcentaje de simpatía crece de un 16,2% a un 25,3%. Por género, Solís también capta un incremento considerable, pues el apoyo de los hombres sube de un 28% a un 36,3%.