C.Rica.- Oscar Arias considera "oscuro" el camino a seguir por Centroamérica para negociar un TLC con la UE

Actualizado 27/03/2006 22:17:51 CET

SAN JOSE, 27 Mar. (EUROPA PRESS) -

El presidente electo de Costa Rica, Oscar Arias, califica de "oscuro" el camino que debe seguir Centroamérica para negociar como bloque un Tratado de Libre Comercio (TLC) con la Unión Europea (UE), cuyas negociaciones podrían anunciarse para el próximo mes de mayo.

La necesidad de que los seis países del istmo consoliden una unión aduanera y cobren impuestos iguales a los productos extranjeros serán tema de debate entre los presidentes que vayan a Viena el próximo 9 de mayo a la cumbre UE-América Latina.

Aunque es muy posible que Arias visite Austria, admite que ve poco claras las condiciones establecidas por la UE para firmar un eventual acuerdo. "Habría que preguntarles a qué se refieren con más integración", expresó.

Además, según el presidente electo, "uniformar nuestros aranceles va a ser muy complicado". "La protección que tenemos a los productos lácteos debe ser diferente a la que tienen Nicaragua o Guatemala", acotó, según informó hoy el diario local 'La Nación'.

NORMAS SIMILARES

El encargado de Negocios de la UE para Costa Rica y Panamá, Tomás Abadía, señaló que la región debe homologar la normas de protección de la propiedad intelectual, mecanismos de resolución de conflictos y controles sanitarios y fitosanitarios a productos como vegetales y carnes.

"La armonización está en un 94%. Quedan algunos productos, pero la declaración de Panamá (tras la cita de mandatarios del pasado 9 de marzo) fija metas muy positivas de perfeccionamiento de la unión aduanera", dijo Abadía, en alusión al compromiso adquirido el 9 de marzo pasado de consolidar la integración aduanera este año.

Además de armonizar controles y mecanismos comerciales, la unión se basa en el libre tráfico de mercancías y una misma tarifa para el ingreso de productos en el país.

Otro obstáculo advertido por Arias es el subsidio a productos agrícolas. "Los europeos son más proteccionistas que los estadounidenses", advirtió.

Una excepción es el plátano, objeto de disputas por las preferencias a otros países productores en detrimento de los productores latinoamericanos. En una eventual negociación, debe analizarse su impacto en el comercio birregional.

La UE tiene acuerdos con México y Chile. Además, ha adelantado conversaciones con los países de Mercosur y analiza también iniciarlas con los países de la Comunidad Andina de Naciones (CAN). Así, quedaría cubierta toda América Latina, que representa un 6% del comercio europeo. En este porcentaje, Centroamérica es sólo un 0,5%, es decir, unos 7.300 millones de dólares.