Crisis diplomática de Venezuela con Colombia, Chile y México tras implicarles en el intento de atentado contra Maduro

Nicolás Maduro
REUTERS / HANDOUT .
Publicado 24/09/2018 14:16:39CET

   MADRID, 24 Sep. (OTR/PRESS) -

   La tensión diplomática del Gobierno de Venezuela con México, Colombia y Chile va en aumento después de que Caracas haya acusado este domingo a estos tres países de estar implicados en el plan de evacuación de los supuestos autores del intento de asesinato del presidente Nicolás Maduro el pasado 4 de agosto.

   La reacción de las naciones 'señaladas' no se ha hecho esperar. Chile ha llamado a "consultas" al embajador venezolano en Santiago tras las "calumniosas insinuaciones" del portavoz del Gobierno chavista, Jorge Rodríguez.

   Por su parte, Colombia ha rechazado de plano este lunes en un comunicado las acusaciones emitidas por parte de las autoridades venezolanas.

   "El Ministerio de Relaciones Exteriores en nombre del Gobierno de la República de Colombia, rechaza categóricamente los señalamientos hechos hoy por el ministro de Comunicación e Información de la República Bolivariana de Venezuela, Jorge Rodríguez, al afirmar sobre una supuesta participación de la misión diplomática colombiana en Caracas en los presuntos hechos acaecidos el 4 de agosto en la capital venezolana", ha establecido la nota.

   En ese sentido, ha establecido que la Embajada de Colombia y los 15 consulados acreditados en Venezuela trabajan exclusivamente para asistir y proteger a sus ciudadanos y no tienen ningún otro interés.

   El Ministerio ha añadido que "el Gobierno de Colombia expresa su preocupación por las repercusiones que en materia de seguridad pudiesen tener dichos señalamientos" sobre su personal diplomático y consular en Venezuela.

   A la negativa de Colombia se suman también las de Chile y México, que también fueron señalados por Rodríguez debido a su supuesta implicación en el intento de atentado contra Maduro. Ambos Ejecutivos han negado su participación y han acusado a Venezuela de difundir "calumnias".

   Chile ha citado a consultas al embajador venezolano en la capital chilena a raíz de lo que ha calificado como "gravísimas y calumniosas insinuaciones" por parte de Caracas. Por su parte, México ha rechazado lo que ha calificado de "acusaciones infundadas".

   A primera hora del domingo, supuestamente citando parte del testimonio de uno de los supuestos autores del intento de atentado, el ministro venezolano para la Comunicación y la Información declaró que Colombia, México y Chile podrían estar detrás del intento de atentado contra Maduro.

   El pasado 4 de agosto, un 'dron' explotó a una distancia de entre 100 y 200 metros, según distintas versiones que han dado las autoridades venezolanas, del estrado donde Maduro daba un discurso durante una celebración militar. Un segundo artefacto se estrelló contra un edificio de apartamentos a dos calles del lugar donde estaba el presidente.

   En el estrado se encontraban los comandantes de las Fuerzas Armadas y autoridades de los poderes del Estado. Siete efectivos de la Guardia Nacional resultaron heridos, pero el jefe de Estado salió ileso. Acto seguido, Maduro acusó al expresidente colombiano Juan Manuel Santos y la oposición venezolana del presunto magnicidio frustrado.

   Sin embargo, la oposición venezolana ha cuestionado desde el primer momento que se tratase de un verdadero atentado contra Maduro y ha advertido de que podría ser un montaje para dar al Gobierno una "excusa" para "profundizar la represión".

   El Gobierno de Maduro ha informado hasta el momento de la detención de 17 personas, entre ellas dos militares de alto rango, y de que busca al menos a otras 17.

TRES DETENIDOS, INCLUIDO EL 'CEREBRO'

   Rodríguez, además de lanzar acusaciones contra Colombia, Chile y México, también ha informado de la detención de tres personas, entre ellos el principal sospechoso de ser el 'cerebro' del intento de magnicidio.

   Rodríguez ha explicado en rueda de prensa desde el Palacio de Miraflores que los arrestados son Henryberth Emmanuel Rivas Rivas, alias 'Morfeo'; su esposa, Lisbeth Espósito, alias 'La Perrera' y un coronel retirado apodado 'Corocoro'.

   El portavoz ha mostrado un documento audiovisual en el que se muestra el momento de la captura de 'Morfeo' cuando éste se encontraba en una residencia "escondido y huyendo" de las autoridades. Además, ha presentado un esquema jerárquico detallando los autores materiales e intelectuales del atentado.

   Las confesiones de Rivas permiten concluir que fue una acción "premeditada y muy bien planificada" dado que la ubicación de los perpetradores del hecho fue de previo acuerdo, antes y después de la explosión.

   Todo comenzó en 2017, cuando es contactado 2017 por un amigo en medio de las protestas. Luego de habérsele transferido el dinero del viaje se trasladó a San Antonio, donde se le adiestró en el manejo de drones y de como se llevaría a cabo la que sería la Operación Fénix.

   Rodríguez ha explicado además cómo fueron los días anteriores al atentado, el proceso táctico de reconocimiento del terreno y cómo evadieron los controles de las autoridades en cuanto al manejo de los drones.

   Según explicaciones del portavoz, el plan era salir del país tras el atentado, concretamente con la ayuda de un funcionario de la Embajada de Chile, desde donde serían trasladados a la de México y a la de Colombia para luego ser sacados por la frontera.

Contador