Cristina Fernández denuncia un "amenazas" y "maltrato personal" por parte de Macri

Publicado 07/12/2015 11:33:06CET
ENRIQUE MARCARIAN / REUTERS

   BUENOS AIRES, 7 Dic. (Notimérica) -

   La presidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, ha denunciado a través de su blog personal una serie de "amenazas" y "maltrato" por parte del presidente electo, Mauricio Macri, debido a la tensión creciente entre ambos por el lugar donde se llevará a cabo el traspaso de mando el próximo jueves.

   La difícil transición entre la presidenta saliente de Argentina y el nuevo mandatario electo se ha visto empañada en las últimas semanas por una disputa por el bastón de mando que debe entregarse en la investidura de Macri.

   Mauricio Macri ha insistido en varias ocasiones en su deseo de que la ceremonia se lleve a cabo en la Casa Rosada, ante lo que dirigentes del oficialismo han mostrado su rechazo alegando que el acto debe hacerse en el Congreso de la Nación tal y como recoge la Constitución argentina.

   Ante esta disputa, la propia mandataria ha publicado un post en el que asegura que, tras una llamada de Macri, "el presidente electo comenzó con un elevado tono de voz a exigirme que debía entregarle el bastón y banda presidenciales en la Casa Rosada porque era 'su ceremonia' y que si no lo hacía como él decía ¡la Corte Suprema de Justicia de La Nación! le iba a entregar los atributos, porque ya habían consultado".

   Antes esto, Fernández de Kirchner destaca una "exaltada --eufemismo de gritos-- verborragia del presidente electo", en la cual asegura que tuvo que recordarle que "más allá de nuestras investiduras, él era un hombre y yo una mujer, y que no corresponde que me tratara de esa forma".

   La jefa de Estado añade que el acto se debe realizar en el Congreso después de que Macri preste juramento ante la Asamblea Legislativa, mientras que su éste quiere recuperar la tradición que hasta 2002 la entrega de los atributos se llevaba a cabo en la Casa Rosada.

    "Cuando pude hablar, intenté explicarle lo dispuesto por la Constitución Nacional en sus arts. 91 y 93 (...) no se trata de una ceremonia de nadie en particular, sino de un acto institucional, de un estado democrático y republicano en general. Que debe hacerse en el Congreso (art. 93 CN) porque hasta que no preste juramento ante la Asamblea Legislativa no es presidente", asegura la mandataria.

   Sin embargo, según narra Fernández de Kirchner, "el presidente electo siguió gritando y diciendo que no es así, que lo tengo que esperar en la Casa Rosada después de que él jure y hable en el Congreso y allí entregarle el bastón y la banda".

   "No pienso seguir tolerando en silencio, como hasta ahora, el maltrato personal y público que viene dispensando desde el mismo día en que lo invité a Olivos luego de felicitarlo por su triunfo. Ni tampoco las mentiras que se siguen propalando merced a una impunidad mediática nunca antes vista...", insiste tajantemente la Presidenta.

   Ante esta publicación, la compañera de fórmula de Macri, Gabriela Michetti, salió a desmentir la versión de la mandataria a través de su perfil de la red social Twitter.

   "Reconozco que me da mucha penar tener que contestar los tweets de la Señora Presidente de la Nación porque es triste que justo ella falte a la verdad", señalaba Michetti.

   

   

   

   

   La futura vicepresidenta argentina aseguró que lo que pretende Macri es "simplemente respetar el Reglamento de Presidencia y la tradición argentina en el traspaso de mando". "Si la Presidente saliente se niega a esta ceremonia, serán los miembros de la Corte Suprema quienes entreguen los atributos del mando", insistió.

   Debido a tantos choques, aún no está claro si la ceremonia de entrega del poder del próximo jueves se realizará en el Congreso, como pretende Fernández de Kirchner --para recibir el apoyo de sus seguidores--, o en la Casa Rosada, como quiere Macri.

Para leer más