Crónica Argentina.- Kirchner se reunirá con el Rey, Zapatero y empresarios en una visita de marcado carácter económico

Actualizado 20/06/2006 19:59:30 CET

Los mandatarios hablarán del pago de la deuda con España, del acuerdo estratégico bilateral y de la inversión española en Argentina

MADRID, 20 Jun. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Argentina, Néstor Kirchner, inicia mañana miércoles su tercera visita oficial a España. Durante dos días, el mandatario argentino asistirá a una audiencia privada con el Rey Juan Carlos, mantendrá una reunión de trabajo con el jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, y asistirá a diversos encuentros con empresarios locales con intereses en su país.

El objetivo de Kirchner es hablar del pago de la deuda con España, actualizar el acuerdo estratégico bilateral firmado en la Cumbre Iberoamericana de Salamanca y atraer inversión hacia Argentina, donde empresas españolas esperan aún una actualización de tarifas tras la crisis.

Kirchner, que llegó hoy a Madrid y se quedará previsiblemente hasta el domingo --a pesar de que su agenda se desarrollará entre mañana y el viernes--, viaja acompañado de su esposa, la senadora Cristina Fernández, el ministro de Asuntos Exteriores, Jorge Taiana; Economía, Felisa Miceli; Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios, Julio De Vido, y Educación, Daniel Filmus. Todos ellos tienen actos paralelos a la agenda del presidente.

El mandatario argentino iniciará sus actos oficiales en España asistiendo a las 12.00 horas de mañana a una audiencia privada con el Rey Juan Carlos, con quien dos horas después almorzará acompañado de la Reina Sofía y de la primera dama, Cristina Fernández. Por la tarde, Kirchner se reunirá en el Palacio de El Pardo en un acto protocolario con el secretario general iberoamericano, Enrique Iglesias. También para mañana miércoles se prevé un encuentro con el presidente de la hispano-argentina Repsol YPF, Antonio Brufau.

Al día siguiente Kirchner empezará la jornada visitando el Congreso, donde será recibido por su presidente, Manuel Marín. Después acudirá al Ayuntamiento para encontrarse con el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón y asistirá a un almuerzo ofrecido por el Consejo Superior de Cámaras de Comercio, al que acudirá su presidente, Javier Gómez-Navarro.

A las 18.30 horas, Kirchner se reunirá con el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, con quien firmará una serie de acuerdos entre los que se cuenta la actualización del Acuerdo de Asociación Estratégica de ambos países para los próximos dos años. Después ambos presidentes y sus esposas compartirán una cena.

AGENDA DE SUS MINISTROS

Mientras tanto, la ministra de Economía mantendrá mañana un encuentro con su homólogo, Pedro Solbes, y el jueves acudirá acompañada por el titular de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios a un desayuno de trabajo ofrecido por la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE).

Por su parte el ministro de Asuntos de Exteriores tendrá el jueves una cita con el secretario general iberoamericano. Taiana también se verá con su homólogo, Miguel Angel Moratinos. También el jueves, el titular de Educación, Daniel Filmus, ofrecerá un almuerzo a personalidades del mundo de la Educación y la Cultura españolas en la Residencia de la Embajada Argentina en Madrid.

La visita de Kirchner a España, que sigue a la realizada por Rodríguez Zapatero a Argentina en enero de 2005, tiene como objetivo atraer las inversiones españolas al país. Además, según la prensa argentina, Kirchner pedirá el jueves a Zapatero extender los plazos de la deuda de 1.000 millones de dólares (alrededor de 800 millones de euros) que Argentina tiene contraída en estos momentos con España.

El objetivo de Buenos Aires es que Madrid extienda el plazo de devolución de la deuda manteniendo las tasas de interés que hasta el momento. España concedió a Argentina 1.000 millones de dólares dentro del denominado 'Blindaje 2001' que negoció el entonces presidente argentino, Fernando de la Rúa, con el Fondo Monetario Internacional (FMI) durante el peor momento de la crisis económica del país sudamericano y por un total de 40.000 millones de dólares.

En febrero de 2001, el Ejecutivo de José María Aznar envió los primeros 500 millones de dólares, pero a finales de ese año el FMI suspendió sus desembolsos al país y España hizo lo mismo. Fruto de ello es que el citado blindaje no se produjo finalmente, lo que conllevó la devaluación del peso argentino y la suspensión de pagos.

ENCUENTRO CON BRUFAU

En el marco de esta visita también se espera que Repsol YPF realice el anuncio de nuevas inversiones en Argentina. Kirchner recibió el 3 de mayo pasado en la Casa Rosada, sede del Ejecutivo argentino, al presidente de Repsol YPF, Antonio Brufau, acompañado por el ministro de Planificación Federal, Julio de Vido. Durante el encuentro le pidió más esfuerzos en la búsqueda de nuevos yacimientos.

El encuentro se concretó a las pocas horas de que el Gobierno del presidente de Bolivia, Evo Morales, anunciara su decisión de nacionalizar los yacimientos petrolíferos y de gas, una medida que perjudicó los intereses de Repsol YPF en el país vecino.

La petrolera tiene previsto invertir en Argentina 7.500 millones de dólares en el próximo quinquenio, por lo que se espera que la semana próxima anuncie inversiones adicionales para incrementar las reservas petrolíferas tras una reunión de Kirchner y Brufau en Madrid.

Repsol YPF y Enarsa, la empresa estatal de energía creada por el Gobierno de Kirchner, ya firmaron un acuerdo de exploración para buscar petróleo en la plataforma del Mar Argentina, para lo cual fue contratado especialmente un buque que cuenta con la tecnología necesaria.

LA COMPRA DE AEROLINEAS ARGENTINAS

Asimismo, Kirchner y el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, repasarán el jueves la situación de las empresas de capital español radicadas en el país sudamericano tras la salida de la crisis, muchas de las cuales reclaman un actualización de sus tarifas, congeladas desde 2001.

Además de las reivindicaciones de las empresas de servicios, se tratará el caso de Aerolíneas Argentinas ya que el Ejecutivo de Buenos Aires desea adquirir un mínimo de un 5% de sus acciones en la empresa a cambio de subsidios y exenciones impositivas.

El secretario argentino de Transporte, Ricardo Jaime, es quien lleva adelante las negociaciones con los directivos de la compañía aérea para que el Estado pueda tener mayor participación en la compañía, que fue privatizada durante la década de los 90 con Carlos Menem.

En el caso de Telefónica, hay un incremento de tarifas aprobado pero pendiente de firma. El cuadro tarifario de Gas Natural está también a la espera de ser aprobado por el ente regulador, mientras que en Edesur, controlada por Endesa, las nuevas tarifas esperan la firma de un decreto presidencial.