Actualizado 21/08/2006 21:20:30 +00:00 CET

Crónica Bolivia.- Morales mantiene a los miembros de su gabinete ante el descontento de sindicatos y líderes sociales

La gestión de los responsables de Educación, Minería, Trabajo, Planificación del Desarrollo y del Agua es criticada por estos grupos

LA PAZ, 21 Ago. (EUROPA PRESS) -

Sindicatos y organizaciones sociales de toda Bolivia han mostrado hoy su descontento ante la decisión del presidente del país, Evo Morales, de ratificar en el cargo a sus 16 ministros y 45 viceministros tras una reunión de evaluación celebrada este fin de semana, en vísperas de que mañana martes se cumplan siete meses del inicio de su gestión maratoniana al frente del Gobierno.

Ante la situación, el presidente de la Central Obrera Bolivia (COB), Pedro Montes, anunció que su sindicato solicitará audiencia con Morales para mostrarle en persona su desacuerdo, una postura compartida por trabajadores de sectores tan dispares como el de la Minería, la Salud o la Educación, que mantienen posturas contrarias a la gestión de sus respectivos ministerios.

El líder sindical señaló que su queja es compartida por los sindicatos de los profesores que trabajan en las ciudades de Bolivia, quienes recientemente protagonizaron un paro de 24 horas para exigir la destitución del jefe del Ministerio de Educación, Félix Patzi.

También están descontentos con la postura de Morales los sindicatos de la minería boliviana, quienes piden la renuncia del ministro del ramo, Walter Villarroel, por su actitud contraria a la minería estatal y su marcada preferencia por las cooperativas mineras, denunciada por Federación de Trabajadores Mineros.

En el punto de mira se encuentra también el responsable del Agua, Abel Mamani, ministro sin cartera al que acusan de no haber logrado el alejamiento de Aguas del Illimani, objetivo por el que fue sugerido su cargo.

Además, las organizaciones sociales cuestionan al ministro de Trabajo, Alex Gálvez Mamani, por resistirse a reconocer al Comité Ejecutivo elegido en Cochabamba, y al responsable de Planificación del Desarrollo, el ministro Carlos Villegas, cuya gestión es rechazada por los sindicatos y organizaciones sociales de El Alto.

GASTAR MAS, VIAJAR MENOS

Pese a las quejas de estos sectores, conocidas antes de que se celebrara la reunión de evaluación, y a pesar también de haber reconocido que su equipo necesitaba "ciertos ajustes", Morales tomó la decisión de mantener intocables a sus miembros de Gabinete. No obstante, anunció cambios relativos a las políticas nacionales para mejorar la gestión de su Gobierno.

Cambios relacionados por ejemplo con las inversiones gubernamentales, ya que las cifras muestran que en siete meses de gobierno, sólo se gastó el 20% del presupuesto nacional para 2006.

Morales recomendó a sus colaboradores "gastar la plata" que tiene el Gobierno y se mostró molesto con la burocracia estatal cuyo cambio, dijo, "no puede ser inmediato". "Tienen recomendación los ministros y viceministros para gastar la plata que se tiene", dijo el mandatario tras la evaluación.

Otra de las medidas que tomará para hacer más eficaz la gestión de su Gobierno será viajar menos y permanecer en el Palacio de Gobierno de lunes a jueves. Hasta antes de este ajuste, Morales realizaba viajes frecuentes al interior del país, incluso visitando dos o tres destinos en un mismo día.

Por otro lado, decidió la conformación de cuatro comisiones "económica, social, política y de relaciones internacionales" para que apoyen a los ministerios que estén trabajando a un ritmo lento.

LUCES Y SOMBRAS DE UNA GESTION

En sus siete meses de gobierno, el presidente y sus ministros han anunciado una serie de medidas estructurales que, sin embargo, aún no fueron materializadas, entre ellas la nacionalización de los hidrocarburos decretada por Morales el pasado 1 de mayo.

El mismo mandatario admitió que el Plan General de Desarrollo, que se fijó como meta la generación de 90.000 empleos por año, aún no se está ejecutando. "Ahora nos toca implementar el plan de desarrollo y quiero decirles que no hubo ninguna observación ni de los sectores sociales ni de los empresarios", manifestó Morales en declaraciones recogidas hoy por la 'BBC'

Tampoco ha logrado la firma de nuevos contratos con las empresas petroleras y afronta problemas financieros para relanzar la estatal petrolera Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB).

El programa de reforma agraria tampoco fue aplicado en su plenitud porque se espera la aprobación de una ley en el Congreso mientras que sectores como la vivienda y la minería aún no tienen un plan.

Los logros de la gestión del líder del Movimiento Al Socialismo (MAS) tienen que ver con su política de austeridad, el incremento de beneficios en la recaudación de impuestos, el aumento salarial para los sectores de menor poder adquisitivo --como son los profesores y los trabajadores del sector sanitario-- y, en general, un incremento del salario mínimo nacional del 13,6%.