Crónica Bolivia.- Nuevo revés para los intereses de Repsol YPF y Petrobras en Bolivia

Actualizado 25/08/2006 20:45:01 CET

Evo Morales les retirará mañana la concesión para la exploración y explotación de recursos naturales en un parque natural

LA PAZ, 25 Ago. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Bolivia, Evo Morales, anunciará mañana sábado su decisión de retirar la concesión a la petrolera hispano-argentina Repsol YPF y la brasileña Petrobras para la exploración y explotación de petróleo, gas, madera, oro y otras riquezas naturales en el Parque Nacional y Area de Manejo Integrado Madidi, en el departamento de La Paz. Se trata de un nuevo revés para los intereses de las petroleras extranjeras presentes en el país andino desde la nacionalización de los hidrocarburos anunciada el pasado 1 de mayo.

La decisión, que se materializará a través del Servicio Nacional de Áreas Protegidas (Sernap) en el marco del llamado 'Operativo Madidi', tiene el propósito de nacionalizar las 22 áreas naturales del país que fueron dadas en concesión a las empresas extranjeras para explorar y explotar los recursos naturales, según explicó el director del Sernap, Herlan Flores Soruco.

"Ahora nuestro presidente marcará un precedente a nivel nacional e internacional con este acto único jamás visto en Bolivia", añadió Flores, para quien el propósito de nacionalizar las áreas protegidas significa reconocer que han sido los pueblos indígenas y originarios los que realmente han preservado y manejado los recursos naturales.

Asimismo, consideró que nacionalizando las áreas protegidas se logra incorporar a los pueblos indígenas y comunidades campesinas originarias en todos los niveles de administración y gestión tomando en cuenta criterios geográficos, étnicos y productivos.

NI EXPLORAR NI EXPLOTAR HIDROCARBUROS

Fuentes de Sernap consultadas por Europa Press precisaron que en el acto de mañana se anunciará la "recuperación" de la primera de las áreas naturales de Bolivia y que en los próximos meses continuará com la "nacionalización" hasta completar los 22 parques y reservas. De hecho, dejaron claro que a partir de mañana las dos petroleras no podrán explorar "y mucho menos explotar" recursos hidrocarburíferos.

En concreto, mañana el presidente Morales instalará un puesto militar de avanzada en el Parque de Madidi para vigilar la zona, fronteriza con Perú, y controlar así la explotación de recursos naturales, especialmente de madera, ya que se trata de una regiónen la que históricamente ha habido mucho tráfico ilegal de recursos naturales.

Según el director del Servicio Nacional de Áreas Protegidas, en los últimos veinte años el "saqueo" de los recursos naturales en Bolivia se agravó por la destrucción de la naturaleza a un ritmo de 200.000 hectáreas por año, "en gran medida responsabilidad de la agricultura agroindustrial, depredadora y transgénica".

Bolivia posee 22 áreas protegidas, el Parque Nacional Aguarague, el Área Protegida Apolobamba, el Parque Nacional Carrasco, la Reserva Biológica Cordillera de Sama, el Parque Nacional Cotapata, la Reserva Nacional Eduardo Avaroa, la Estación Biológica del Beni y el Parque Kaa Iya del Gran Chaco, entre otras.

PETROLEO EN LA REGION

Hace unas semanas, el senador Lino Vilca ya había planteado la necesidad de analizar la retirada de la concesión alegando que las dos petroleras no efectuaron la exploración comprometida. "En todo este tiempo no han mostrado resultados pero los habitantes de la zona demostraron públicamente que existe petróleo en la región", indicó.

Los campos que están en manos de Repsol YPF y Petrobras en Madidi son el Tacuara I, Tacuara II y Liquimuni y el senador solicitó al Ministerio de Hidrocarburos y a la Superintendencia que realizara una evaluación y un posterior informe sobre las concesiones otorgadas en el norte del departamento de La Paz.

Por su parte, el Centro Cívico de Residentes de Apolo exigió al Gobierno la reversión de las 45 concesiones existentes en el norte del departamento paceño, en el marco de la primera Cumbre de Cívicos y Organizaciones Sociales, que expresó su voluntad de que Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) asuma la exploración y explotación de las zonas petroleras.

La concesión de Petrobras sobrepasa el millón de hectáreas, desde el territorio Chimán, Pilón Lajas hasta el Parque Madidi, a pesar de que la Ley de Hidrocarburos prohíbe emprender trabajos en el área por tratarse de una reserva ecológica. Sin embargo, la empresa brasileña annció recientemente su intención de explorar "sus concesiones".