Crónica Colombia.-OEA confirma la aparición de nuevos grupos 'paras' que se 'estrenarán' al final del desarme de las AUC

Actualizado 25/04/2006 20:25:03 CET

En las zonas donde están surgiendo aseguran que el detonante es la coca ya que "la mayoría de sus integrantes son narcotraficantes"

BOGOTA, 25 Abr. (EUROPA PRESS) -

Nuevos grupos armados ilegales de extrema derecha están surgiendo paulatinamente y concentrándose en distintas regiones del país aunque no harán pública su conformación hasta que asuma el nuevo presidente de la República --tras las elecciones que tendrán lugar el próximo 28 de mayo-- y haya finalizado completamente el proceso de desarme de las actuales Autodefensas Unidas de Colombia (AUC).

Así lo han confirmado fuentes oficiales a la emisora local 'Radio Caracol', quienes revelaron que los nuevos grupos están apareciendo en zonas como el departamento de Nariño, Valle del Cauca, Antioquia, Córdoba y Chocó. Uno de los nombres con los que se identificarían dichas agrupaciones sería Autodefensas Unidas Independientes (AUI).

En caso de que al final sea reelegido para su cargo el presidente de la República, Alvaro Uribe, en las elecciones del próximo 28 de mayo, Uribe no se desgastaría políticamente en un segundo proceso de paz con las mismas características que el proceso de Santafé de Ralito, según las citadas fuentes.

El jefe de la misión de verificación de la OEA, Sergio Caramagna, aseguró que efectivamente ya han sido detectadas algunas modalidades de nuevos grupos delincuenciales conformados por desmovilizados de las Autodefensas y otros que no quisieron deponer las armas, hecho dijo, "que está transgrediendo el acuerdo de Santafé de Ralito".

"Hasta el momento sabemos que estos nuevos grupos están surgiendo en regiones como Norte de Santander, Nariño, Antioquia y en las zonas rurales de Puerto Libertador y Tierra alta en Córdoba", precisó el diplomático argentino, quien sin embargo advirtió de que esta nueva amenaza no significa que el proceso de paz haya fracasado.

Caramagna subrayó que si bien la mayoría de los hombres que han entregado sus armas se han incorporado a los programas de reinserción que ha puesto en marcha el Ministerio del Interior, un mínimo porcentaje ha decidido crear nuevos grupos delincuenciales con otros paramilitares que no participaron del acuerdo de Santa fe de Ralito.

El jefe de la misión de la OEA dijo que pese a las dificultades que se han presentado durante el proceso, el organismo seguirá apoyando las iniciativas que adelante el Gobierno. "La OEA continuará en Colombia, desarrollando su labor de acompañamiento para que concluya positivamente el proceso", concluyó.

NARCOTRAFICANTES

En el departamento del Córdoba, el presidente de la asociación nacional de diputados, Jose García Colume, afirmó desde la ciudad de Montería que hoy se está investigando la "extraña desaparición" de un grupo de desmovilizados que se encontraba en uno de los centros referencia de la ciudad y de quienes se cree se fueron a conformar un "nuevo grupo de raspachines o de cuidadores de cultivos ilícitos".

En este sentido, consideró que el detonante para que vuelvan a conformar pequeños grupos de paramilitares es la coca, mientras que fuentes de la gobernación del Valle del Cauca indicaron que las zonas donde se estarían conformando estos grupos son Florida y Rio Frío al Norte del Valle y que su intención es acogerse a la ley de justicia y paz, "pues la mayoría de sus integrantes son narcotraficantes".

Por su parte, el congresista Gustavo Petro cree que los mas de 30.000 combatientes de las Autodefensas que "supuestamente" se desmovilizaron "jamás lo hicieron" y que por el contrario el Gobierno mostró un "ejército de personas recién reclutadas y que la verdadera peligrosidad de los nuevos paramilitares apenas comienza".

"Mientras no se desactive el poder mafioso que envuelve a las actuales Autodefensas, jamás será posible su verdadero desarme. Las Autodefensas de otrora siguen en sus zonas donde siempre han estado y allí seguirán generando terror", añadió el congresista a la misma emisora local, recogida por Europa Press.

El ex subsecretario de seguridad de Bogotá y actual director de la carrera de resolución de Conflictos de la Universidad Javeriana, Carlos José Herrera, está convencido de que el actual proceso de paz no fue "tan contundente" como se refleja. "Los desmovilizados no entregaron las armas que tenían y los indicios es que efectivamente hoy día ya hay miles de nuevos hombres y mujeres armados", añadió.