Crónica Colombia.- Santos dice que Colombia vive "la etapa final" de sus conflictos, pero reconoce que "será sangrienta"

Actualizado 07/05/2006 16:45:50 CET

La relación con España "es buena" y trasciende "gobiernos y partidos" pero "nos duele el tema del visado"

BOGOTÁ, 7 May. (de la enviada especial de EUROPA PRESS Cristina Bonillo) -

El vicepresidente de Colombia, Francisco Santos, aseguró, en una entrevista concedida a Europa Press, que el país está pasando por "la etapa final del conflicto" armado, pese a que reconoció que esta fase "terminal" no será fácil y, posiblemente, "será sangrienta", porque se prevé que organizaciones como el Ejército de Liberación Nacional (ELN) o las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) usarán la violencia como método para tratar de fortalecerse de cara a la negociación.

En este sentido, el vicepresidente, de 41 años, se mostró optimista señalando que Colombia "va a poder vivir en paz en pocos años", y aseguró que el Gobierno que encabeza el presidente Alvaro Uribe espera que la tercera fase exploratoria que se ha celebrado la semana pasada en La Habana (Cuba) entre el Alto Comisionado de Paz, Luis Carlos Restrepo, y los representantes del ELN, den como resultado el establecimiento de una agenda concreta que conduzca al "cese de hostilidades y la negociación".

Sin embargo, "entendemos que en ELN no estará dispuesto a avanzar mucho", manifestó Santos, quien explicó que debido a que el país se encuentra en plena campaña electoral de cara a los comicios generales del próximo 28 de mayo, es posible que el grupo guerrillero, segundo en importancia del país, decida no dar demasiados pasos. "Tenemos paciencia", insistió el vicepresidente, quien sufrió el secuestro en sus propias carnes en 1990, cuando fue retenido durante ocho meses por Pablo Escobar, líder del cartel de Medellín, con el propósito de hacer que el presidente César Gaviria Trujillo prometiera no extraditar traficantes de drogas a Estados Unidos.

ESPAÑA: "NOS DUELE EL TEMA DEL VISADO"

En cuanto a la relación entre España y Colombia, el segundo en el Gobierno de Uribe --que vivió en Madrid durante dos años, al verse forzado a abandonar el país en 2000 después de recibir múltiples amenazas de muerte por parte de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC)--, consideró que "es muy buena", pero manifestó su malestar por las dificultades que ha generado la obtención del visado para los colombianos que quieren desplazase a España. "El tema del visado nos duele mucho y, obviamente ha generado muchos problemas".

"Entendemos las razones por las cuales España ha impuesto esta medida administrativa pero no las compartimos", declaró Santos. Los colombianos que desean venir a España necesitan, entre otros documentos carta de invitación, acreditación de recursos económicos suficientes en Colombia y reserva del pasaje de avión, requisitos exigidos por España y los países integrantes de la UE.

Santos aclaró que las relaciones entre ambos países, están "consolidadas" y "trascienden gobiernos y partidos". España juega un papel importantísimo no sólo en materia de inversión extrajera en Colombia sino también como país que puede "abrir las puertas políticas de Colombia en la UE", valoró.

"COLOMBIA VUELVE A CONFIAR EN SÍ MISMA"

En relación a los cuatro años de Gobierno que finalizarán con la celebración de las elecciones generales, Santos quiso destacar los progresos realizados por el país en varios ámbitos con la Administración Uribe, y aseguró que el principal avance se ha dado en materia de seguridad, lo que ha permitido al país recuperar "la confianza en sí mismo".".

A lo largo del mandato, "se han reducido las tasas de homicidios, desplazamientos forzados y secuestros en un 75 por ciento", recordó el vicepresidente, que garantizó que a día de hoy "el derecho a la vida está inmensamente más garantizado que hace cuatro años".

Según Santos, Colombia vuelve a confiar en sí misma y esto se refleja en el crecimiento económico que está experimentado la nación, que el año pasado recibió una inversión extrajera por valor de 10.000 millones de dólares. "Colombia se ha convertido la niña bonita de la inversión en América Latina", manifestó.

Asimismo Santos recordó que el Gobierno de Uribe ha logrado la reducción del desempleo de un 17 a un 11 por ciento, y destacó la ampliación de la cobertura sanitaria a los sectores más desfavorecidos del país, así como de las tasas de escolarización.

Sin embargo, aún "quedan muchas cosas por hacer", declaró el segundo de a bordo en el equipo de Uribe, explicando que la meta, en el caso e que sean reelegidos para los próximos cuatro años, es que la tasa de paro se reduzca hasta el 8 por ciento, y que "no exista al final de los cuatro años un niño sin escolarizar". Asimismo, afirmó que se debe seguir trabajando en la consolidación de la seguridad para bajar los índices de secuestros.

"LUCHAR POR CADA VOTO"

En cuanto a los resultados que arrojan las encuestas, que conceden una amplia victoria al presidente Uribe y su equipo, Santos aseguró que uno no puede "confiarse", hasta que "estén contados todos los votos". Según el vicepresidente, la verdadera campaña está comenzando ahora, y la candidatura "tiene que luchar por cada voto".

Según los sondeos, los colombianos confían mayoritariamente en el actual Gobierno porque "el país ha cambiado radicalmente" en los últimos cuatro años, manifestó Santos, quien aseguró que los problemas "están quedando en el pasado" y se están "minimizando", aunque reconoció que aún hay que consolidar esta tendencia.

En este sentido, Santos declaró que la diferencia entre Colombia y otros países latinoamericanos en los que se está viviendo un resurgimiento de los movimientos socialistas e izquierdistas es que Colombia "cuenta con estabilidad democrática desde hace 180 años", en los que sólo pueden contarse "dos breves interrupciones". En el país "hay tejido democrático, y eso no se construye de un día para otro", zanjó.

TLC

En cuanto al polémico Tratado de Libre Comercio (TLC) que Colombia ha acordado con Estados Unidos, que cuenta con numerosos detractores y partidarios dentro del país, Santos admitió que Colombia "no está preparada a nivel de infraestructuras" para hacer frente al tratado, pero manifestó que en los próximos diez años "habrá una inversión muy grande para mejorar la competitividad comercial" del país.

Así, está previsto el mejoramiento de puertos, carreteras y la multiplicación de las exportaciones. "Es mucho lo que hay que hacer pero tenemos claros los retos para el futuro", aseguró el vicepresidente.

El TLC "consolida la relación con Estados Unidos", que de por sí, "ya es muy buena", manifestó Santos, quien aseguró que "sin la ayuda" del país norteamericano, "todo lo que ha hecho Colombia no hubiera sido posible".