Actualizado 21/01/2008 15:56:07 +00:00 CET

Crónica Colombia.- Uribe aceptaría una fuerza de interposición internacional en el marco de un acuerdo humanitario

El mandatario colombiano y Sarkozy acuerdan coordinarse para lograr la liberación de los secuestrados

PARIS, 21 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Colombia no se negaría a la presencia de una fuerza de interposición internacional en una futura zona de encuentro que se decrete para facilitar un eventual acuerdo humanitario con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), según declaró hoy en París el presidente Alvaro Uribe en una rueda de prensa celebrada en la Casa de América Latina tras entrevistarse en El Elíseo con su homólogo francés, Nicolas Sarkozy.

"Lo que se ha dicho en principio es que en esa zona no haya personas armadas sino observadores internacionales pero, si en algún momento, respetando el requisito de que sea una zona rural, despoblada, sin presencia de cuarteles de policía o militares, fuera necesario aceptar allí como garantía una presencia de una fuerza internacional, el Gobierno de Colombia no se negaría", afirmó al ser preguntado por la petición que le hizo ayer la familia de la franco-colombiana Ingrid Betancourt de permitir este tipo de fuerza.

Uribe inició hoy en la capital gala una gira europea destinada a contrarrestar la iniciativa del presidente venezolano Hugo Chávez, que pretende dejar de considerar a las FARC como grupo terrorista, y recabar el apoyo internacional para su plan humanitario destinado a lograr la liberación de los rehenes en manos de la guerrilla.

Durante su exposición ante la prensa, Uribe habló de la actual situación en Colombia, describió por qué las FARC son un grupo terrorista y detalló las condiciones hacia un posible acuerdo humanitario. Así, dijo que Colombia ha avanzado mucho en seguridad a pesar de lo que falta. "No hemos ganado pero hemos avanzado mucho", dijo, confiando en que el país ganará la batalla al terrorismo.

En este punto, dejó claro que las FARC, que en los años sesenta eran una guerrilla "ideologizada" que quería llevar el comunismo a Colombia es ahora una guerrilla de "mercenarios y de narcotráfico", a la que acusó también de cometer "delitos de lesa humanidad". "Las FARC no ejercen justicia, al contrario, torturan a los secuestrados de la misma manera que se torturó en los campos de concentración de Europa con los judíos", sentenció.

RELOJES SINCRONIZADOS

Uribe aprovechó su entrevista con el presidente francés para abordar la situación de los rehenes de las FARC, y en concreto de Ingrid Betancourt, secuestrada por el grupo guerrillero desde hace seis años. Según el mandatario colombiano, en la reunión de hoy Sarkozy le aseguró que "el reloj de Francia y el reloj de Colombia están perfectamente sincronizados" en este tema.

Ambos repasaron "detalles" sobre la tarea de la Iglesia y la misión médica internacional que no han querido desvelar porque lo que ambos quieren es "que todo el mundo apoye ambas tareas", primero en favor de la salud de los secuestados y luego a favor de su liberación. "Hay que hacer una coordinación ejecutiva que debe mantenerse por lo pronto en un escenario de confidencialidad", explicó Uribe.

Asimismo, el presidente aseguró que comprende la preocupación que le ha transmitido Sarkozy sobre el estado de salud de Betancourt y del resto de los secuestrados, así como la "angustia" que sienten los familiares.

En cuanto a si cree que el presidente Sarkozy está "obsesionado" con el problema de Betancourt, Uribe señaló que la obsesión "no es peligrosa sino necesaria". "Toda causa noble --dijo-- necesita vigor, obsesión". "Así como nosotros estamos obsesionados con una Colombia segura, entendemos la obsesión de Sarkozy".

PAPEL DE CHAVEZ

En cuanto al controvertido papel de mediación del presidente venezolano, Hugo Chávez, Uribe evitó entrar en polémicas con su homólogo y aseguró que su gobierno mantiene su disposición de dar la "bienvenida" a cualquier liberación "unilateral e incondiconal" que las FARC "le quieran hacer al presidente de Venezuela" aunque insistió en que cualquier mediación de países extranjeros debe ser "respetuosa" con el pueblo de Colombia.

Sobre los pasos para facilitar un eventual acuerdo humanitario, mencionó que ha propuesto una misión médica internacional para evitar que siga el deterioro de la salud de los secuestrados.

Recordó a continuación que ha aceptado la propuesta de la Iglesia católica para que haya una zona de encuentro que debería, según Uribe, cumplir varios requisitos. Entre ellos, que no haya riesgos para la población, que se lleve a cabo en una zona rural y en un área despoblada donde no haya cuarteles militares o policiales.

Asimismo, Colombia acepta la presencia de todos los observadores internacionales que se requieran para garantizar la seguridad y la transparencia de todos los que trabajen en la zona.

Uribe evocó igualmente que existe un fondo dotado con 100 millones de dólares para recompensar a los guerrilleros que abandonen las FARC y lleven con ellos a rehenes. En cuanto a si la recompensa significa que prima el argumento del dinero frente a otros, el líder colombiano dejó claro que su Gobierno "paga información no muertes" y que tiene una política respetuosa con los Derechos Humanos.

De igual forma, confirmó en París que su Gobierno ha reactivado el mecanismo de facilitación de España, Francia y Suiza y resaltó la importancia de que los emisarios trabajen "de manera concertada" con la Iglesia católica.

LISTA DE GUERRILLEROS

También dijo estar dispuesto a hacer un intercambio humanitario simple. "Que la guerrilla pase la lista de guerrilleros que deban ser liberados. El Gobierno estudiará el acuerdo sobre un marco jurídico para saber quiénes pueden ser liberados para concretar el intercambio humanitario", explicó.

Uribe se mostró dispuesto, en fin, a un acuerdo que no facilite la "recuperación del terrorismo". "Con la firmeza con la que nos hemos enfrentado al gguterrorismo, estamos dispuestos a hablar de paz y de acuerdo humanitario", apostilló.