Crónica Cuba.- Los hermanos Castro y Hugo Chávez pasan un "tarde inolvidable" con motivo del 80 cumpleaños de Fidel

Actualizado 14/08/2006 14:39:10 CET

Raúl aparece por primera vez en público desde el traspaso de poderes provisional y Granma publica una nueva serie de ocho fotos de Fidel

LA HABANA, 14 Ago. (EUROPA PRESS) -

Los hermanos Castro y el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, pasaron ayer una "tarde inolvidable" con motivo del cumpleaños de Fidel en un lugar indeterminado de La Habana, donde el mandatario cubano se recupera de la intervención quirúrgica a la que fue sometido a final de julio por una hemorragia intestinal y que le obligó a delegar provisionalmente el poder en Raúl.

Hugo Chávez había anunciado el sábado en Caracas, al lanzar su candidatura presidencial para las elecciones de diciembre, que viajaría a La Habana para festejar el ochenta cumpleaños de su "hermano" Fidel Castro. Fue recibido en el aeropuerto internacional José Martí de La Habana por Raúl, y posteriormente ambos se trasladaron al lugar donde Fidel Castro se recupera de su operación.

La salida de Raúl Castro a la terminal aérea suponía la primera aparición en público desde que su hermano Fidel anunció el 31 de julio en su conocida proclama a la nación la decisión de delegar provisionalmente el poder en Raúl. De hecho, hasta ayer no se había informado de las actividades del mandatario interino ni había sido visto en público.

"Fidel esperó a Chávez en el lecho donde se recupera y compartió con él más de 3 horas de emotivo intercambio, anécdotas, risas, fotos, regalos, una frugal merienda y la alegría de una amistad entrañable", afirmó el diario oficial 'Granma' en una breve nota publicada hoy junto a ocho nuevas fotografías en las que aparece Fidel Castro.

Según el citado diario, recogido por Europa Press, el mandatario venezolano aseguró que es "la mejor de todas las visitas" que ha hecho en su vida, tras mostrar su "admiración" por la capacidad de recuperación de Castro. "¿Qué ser humano es este?. ¿De qué material está hecho?. Es, como dicen ustedes, de caguairán", afirmó Chávez en referencia a un conocido árbol cubano.

Horas antes, con motivo del cumpleaños del dirigente cubano, el diario 'Juventud Rebelde' divulgaba las primeras fotos de Fidel Castro desde que cedió el poder a su hermano Raúl, que también aparecía por primera vez en público desde que hace dos semanas se anunciaron los cambios, lo que había desatado una ola de rumores entre los cubanos de la isla y entre los del exilio de Miami.

INTERCAMBIO DE REGALOS

En una de las fotografías se apreciaba al dirigente cubano con un ejemplar de un suplemento especial que acompañaba ayer al periódico 'Granma', dando a entender que las imágenes son recientes para evitar posibles especulaciones. En todas ellas Castro aparece vestido con un chándal de color blanco, rojo y azul, con buen aspecto y semblante sereno.

En el emotivo encuentro de ayer Chávez aseguró a Castro que en la última semana había intentado pintarle un retrato, pero finalmente desistió de entregárselo "insatisfecho con sus trazos del perfil de la nariz del homenajeado, por lo que prefirió, junto a la taza de la vajilla de Napoleón que atesoraba Bolívar y la daga de El Libertador, traerle un cuadro de José Antonio Quintero", según 'Granma'.

En compensación, Raúl obsequió al líder venezolano un retrato de Fidel Castro hecho en 1959 por el pintor mexicano David Alfaro Siqueiros. "Fue una tarde inolvidable, compartida entre hermanos de sangre y de causa, que trajo fuerzas y aliento nuevos al aguerrido Comandante de mil batallas empeñado en una nueva victoria por la vida", sentenció el diario oficial.

Junto a las fotografía de 'Juventud Rebelde' se acompañaba la primera entrevista de Castro en la que aseguraba sentirse "muy feliz" con motivo de su 80 cumpleaños. Además, aprovecha la ocasión para enviar un mensaje de aliento al pueblo cubano en el que asegura que "el país marcha perfectamente bien". "A todos los que desearon mi salud, les prometo que lucharé por ella", señaló.

En su comunicado, Castro confirma la mejoría de su estado de salud tras la intervención quirúrgica del 31 de julio y asegura que decir que su estabilidad ha mejorado considerablemente "no es inventar una mentira". No obstante, el dirigente cubano reconoce que decir que el periodo de recuperación será breve y que no existe riesgo alguno "sería absolutamente incorrecto".

Por otro lado, insta al pueblo a "ser optimista" y estar a la vez preparados "para enfrentarse a cualquier noticia adversa". Agradece la infinita gratitud y apoyo de los cubanos y asegura que el país "seguirá marchando perfectamente bien". Finalmente, se dirige a sus "compañeros de lucha" a los que garantiza "eterna gloria por resistir y vencer al imperio, demostrando que un mundo mejor es posible".