Actualizado 21/01/2010 19:29:47 +00:00 CET

Crónica Honduras.-Lobo se compromete a otorgar un salvoconducto a Zelaya para que pueda salir de Honduras el 27 de enero

El acuerdo no incluye una amnistía para el mandatario depuesto, acusado de delitos contra la Constitución

TEGUCIGALPA, 21 Ene. (EUROPA PRESS) -

El presidente electo de Honduras, Porfirio Lobo, se comprometió a firmar un salvoconducto que permitirá al mandatario depuesto, Manuel Zelaya, y a su familia viajar a Santo Domingo después de que el nuevo Gobierno asuma el poder el próximo 27 de enero, propuesta que ha sido avalada por el gobernante dominicano, Leonel Fernández, quien aseguró que Zelaya podrá quedarse en ese país en condición de "huésped".

Lobo y Fernández firmaron este miércoles en Santo Domingo un pacto incluido en el Acuerdo para la Reconciliación Nacional y el Fortalecimiento de la Democracia en Honduras mediante el cual Zelaya, su familia y "su círculo íntimo" podrán viajar en calidad de "huéspedes" a la isla caribeña.

El presidente electo hondureño se desplazó a República Dominicana en un avión privado para cerrar este acuerdo con el que pretende lograr que su Presidencia comience sin lastres de los meses transcurridos desde el golpe de Estado del pasado mes de junio. La prensa local ha informado de que Lobo y Fernández habrían estado negociando este acuerdo desde hace un mes con conocimiento de Zelaya.

El salvoconducto permitirá al mandatario depuesto y a los miembros de su familia ejercer "a plenitud el derecho ciudadano que les corresponde al disfrute de la libertad de tránsito" tal y como está consagrado en la Constitución de Honduras, señala el convenio.

Con este acuerdo, Lobo intenta salvar parte del Acuerdo Tegucigalpa-San José que firmaron Zelaya y el mandatario interino, Roberto Micheletti, en busca de una salida pacífica a la crisis política, que contemplaba el retorno del presidente derrocado al poder, lo cual fue rechazado por el Congreso el pasado mes de diciembre.

Se espera que el mandatario depuesto salga de Honduras junto a Fernández quien asistirá a la toma de posesión de Lobo en Tegucigalpa. "Regresaré al país en compañía de Manuel Zelaya", afirmó el jefe de Estado dominicano, al reiterar su apoyo a los esfuerzos emprendidos por las futuras autoridades hondureñas para poner fin al conflicto político.

El pacto firmado establece que Zelaya, así como su familia y su "círculo íntimo", serán considerados en República Dominicana como "huéspedes", teniendo la libertad de salir de esa isla caribeña cuando lo deseen, siempre que su destino no sea territorio hondureño donde el mandatario depuesto tiene una orden de arresto por supuestos delitos contra la Constitución.

"Hay algo que no se puede perder de vista: ¿Será correcto que un ex presidente siga encerrado en una embajada? ¿Será correcto para la imagen de él y la de Honduras? ¿Será correcto ante la comunidad internacional?", se preguntó Lobo.

El mandatario electo ha dicho que el salvoconducto es un "paso decisivo" que abrirá un espacio a "la reconciliación de la familia hondureña" tras varios meses de la peor crisis política que tiene lugar en ese país en los últimos 20 años.

El documento cuenta con la firma también de los ex candidatos a las elecciones presidenciales del 29 de noviembre en Honduras y del alcalde de Tegucigalpa, Ricardo Álvarez, quien es a su vez presidente del gobernante Partido Nacional.

El texto anuncia además la creación de "un gobierno de unidad y reconciliación nacional integrado por representantes de los diversos partidos políticos reconocidos por su capacidad, honestidad, idoneidad y voluntad para dialogar".

ZELAYA DICE QUE ESPERARÁ

Aunque Zelaya ha dicho que esperará a conocer las condiciones del acuerdo antes de tomar una decisión, su salida de Honduras podría poner fin a más de cuatro meses de refugio en la Embajada de Brasil de Tegucigalpa, donde permanece desde el pasado 21 de septiembre cuando regresó por sorpresa a ese país tras el golpe de Estado.

"No tengo el salvoconducto en mi mano para pronunciarme sobre él", aclaró Zelaya minutos después de conocer la noticia, al destacar que recibió esta propuesta de Lobo como "un buen gesto" que tiene como objetivo "desmarcarse de la dictadura de Roberto Mucheletti".

Pero su asesor legal y ex titular de la Comisión Nacional de Telecomunicaciones, Rasel Tomé, anunció este jueves que Zelaya sí abandonará la legación brasileña después de la toma de posesión del nuevo Gobierno para viajar a Santo Domingo donde permanecerá de manera temporal.

"El 27 de enero se tiene la salida", aseguró en declaraciones a la emisora Radio Globo. "Ahora se plantea esta salida que no es una salida permanente, nosotros volvemos al país a continuar estos procesos junto al pueblo hondureño", aclaró Tomé, quien también podría viajar con Zelaya a Santo Domingo.

AMNISTÍA A ZELAYA

Este acuerdo no implica un indulto a Zelaya por los 18 delitos que se le imputan en Honduras, supuestamente cometidos durante su mandato, aunque Lobo ha asegurado que se mantienen los esfuerzos para aprobar una amnistía que permita pasar página y comenzar una nueva etapa política en esa nación centroamericana.

A este respecto, Lobo subrayó que "todos tenemos que perdonar". "Estamos muy en defensa de la amnistía para todos, porque aparte de las diferencias ideológicas que podamos tener está el interés del pueblo hondureño", explicó.

La Fiscalía hondureña acusa a Zelaya de delitos contra la forma de gobierno, traición a la patria, abuso de autoridad y usurpación de funciones, todos relacionados con su intención de hacer una encuesta para preguntarle a los ciudadanos sobre la posibilidad de modificar la Carta Magna a través de una Asamblea Constituyente.

"Si el día de mañana la justicia lo requiere, estoy seguro que él (Zelaya) podrá presentarse libremente, pero de momento les pido que nos ayuden a que la comunidad internacional restablezca las relaciones internacionales con nosotros", expresó el presidente electo.

Para Lobo es necesario que haya "un perdón para todos" si en Honduras se quiere poner fin a la crisis política que ha ocasionado varias muertes de personas involucradas en manifestaciones en contra del Gobierno 'de facto'.

Micheletti, por su parte, abandonará este jueves la Casa Presidencial y encabezará su último Consejo de Ministros para "facilitar las cosas" durante el proceso de transición en ese país, aunque aclaró que seguirá en el poder hasta el próximo 27 de enero, cuando asuma el mandatario electo.

"Este es mi último día en la Presidencia (...) me retiro a mi casa por la paz de la nación y porque no quiero ser un obstáculo al nuevo gobierno", dijo el gobernante interino en declaraciones al Canal 5, recogidas por la prensa local.

BRASIL BUSCA SOLUCIONES

El ministro de Asuntos Exteriores de Brasil, Celso Amorim, anunció que el Gobierno de Luiz Inácio Lula da Silva está en contacto con los países vecinos para tratar de encontrar una solución a la situación en la que se encuentra el depuesto presidente de Honduras.

Respecto al reconocimiento o no del futuro Gobierno de Lobo, que asumirá el cargo el día 27, Amorim señaló que "Brasil no reconoce gobiernos", sino "Estados con los cuales mantiene o no relaciones diplomáticas".

Brasil no reconoció la validez de las elecciones del pasado mes de noviembre en Honduras en las que resultó ganador Lobo, sumándose al rechazo de la mayoría de los mandatarios de la región que han criticado estos comicios por haberse celebrado en el marco de un Gobierno 'de facto'.