Actualizado 31/05/2006 17:37 CET

Crónica Inmigración.- Casi el 60% de mujeres inmigrantes tienen trabajo en España, concentrados en el sector servicios

Muchas son de Latinoamérica y tienen tantas horas de trabajo que son "incompatibles" con atención a familias y participación en política

MADRID, 31 May. (EUROPA PRESS) -

La tasa de empleo de las mujeres inmigrantes residentes en España asciende actualmente al 57 por ciento mientras que en la población española femenina esta tasa es del 42%. Además, la mayoría proceden de América Latina, único colectivo de extranjeros por continentes cuyo número de mujeres es superior al de hombres. Así lo aseguró hoy la presidenta de Fundación Directa y coordinadora del proyecto 'Madrid entre Dos Orillas', María Ángeles Sallé.

Sallé, que participó en el seminario 'Las mujeres protagonistas de la inmigración latinoamericana en España' que organiza este proyecto, inscrito en la Iniciativa Comunitaria Equal del Fondo Social Europeo, indicó que la mayoría de las mujeres, el 88 por ciento, se concentra en el sector servicios y casi la mitad con trabajos no cualificados. Además, sólo el 6 por ciento son trabajadoras por cuenta propia mientras que el resto se sitúa en el régimen asalariado.

Así, aseguró también que aunque no hay datos segregados por sexos acerca de la jornada laboral, "no es aventurado apuntar, en función de su concentración sectorial, que las mujeres inmigrantes disponen de jornadas de trabajo muy elevadas". Para la coordinadora de 'Madrid entre dos orillas', tantas horas de trabajo son "incompatibles con la atención a sus familias y la participación en los asuntos públicos".

Según informó hoy la Fundación Chandra en un comunicado, muchas de estas mujeres proceden de Latinoamérica, único colectivo de residentes extranjeros agrupados por continentes cuyo número de mujeres es superior al de los hombres. Según la secretaria de Estado de Inmigración y Emigración, Consuelo Rumí, que inauguró el seminario, el 54,20% de quienes han inmigrado a España de América Latina son mujeres, "lo que ofrece una idea de la pujanza de la cuestión de género en este colectivo", aseguró la secretaria.

Consuelo Rumí reconoció que España está retrasada en este tema respecto a otros países. "Llevamos retraso en abordar el conocimiento en algunas dimensiones básicas, sobretodo, en las que se refieren al papel de la mujer", comentó la secretaria.

A pesar de que parece que esta situación en España lleva mucho tiempo, Rumí aseguró que el cambio ha tenido lugar en apenas diez años y que una agenda como la que se va a elaborar les ayudará a adentrarse en la verdadera realidad y afrontar en mejores condiciones los problemas que tienen que resolver.

Por su parte, la Secretaria General de Políticas de Igualdad, Soledad Murillo, que también acudió a la inauguración del acto, aseguró que deben trabajar no sólo con políticas concretas que permitan a las inmigrantes disfrutar de todos los derechos sino que además con la política en Igualdad de Trato y Consideración, las mujeres puedan conciliar su vida laboral y familiar a parte de sus proyectos de vida. Planes de vida, que según Murillo "pasan porque se les considere individuos en primera persona".

"La presencia de la mujer latinoamericana en España, después del boom de los últimos años, exige una serie de políticas de igualdad e integración que permitan que ésta se adapte a las nuevas realidades y disfrute de los mismos derechos que cualquier ciudadana de nuestro país", comentó durante el acto la presidenta de la Fundación Directa al referirse a esta cuestión.

Por su parte, la presidenta de la Asociación de Chilenos de España (ACHES), Nélida Molina, aseguró que uno de los principales problemas que hay que abordar es el del acceso a la enseñanza y al empleo.

Según Molina, la mujer en general tiene muchos problemas para que sus hijos accedan a la escuela infantil porque hay escasez de recursos, por lo que considera que hay que trabajar con políticas educativas para que todos los niños tengan derecho a aprender.

Asimismo, Molina explica que cuando las mujeres son trabajadoras, tienen bastantes dificultades para compatibilizar su horario laboral con la atención a los niños. "Es necesario adaptar los horarios de los centros educativos a las madres trabajadores, para que entre otras cosas, puedan ir a recoger a sus hijos o hablar con los profesores", indicó.

Por su parte, la presidenta de la asociación hispano-ecuatoriana Rumiñahui, Dora Aguirre, explicó que se debe trabajar en la centralización de la información para que las mujeres inmigrantes puedan acceder a los recursos disponibles porque su tiempo libre es muy reducido y les impide movilizarse o aprovechar otras oportunidades.

Además, Aguirre comenta que se debe prestar especial atención a una generación muy problemática de ecuatorianas, mujeres de 17 a 30 años, que en su mayoría no pudieron acabar su formación. "Estas mujeres no tienen oportunidades de mejoría ni ningún acceso ni apoyo oficial, hay que darles alternativas", denuncia la presidenta.

'Madrid entre dos orillas' (2005- 2007) es un proyecto enmarcado en la Iniciativa Comunitaria EQUAL del Fondo Social Europeo para combatir el racismo y la xenofobia. Su propósito es aportar nuevas estrategias, conocimientos, experiencias y mecanismos de apoyo que contribuyan a potenciar las culturas de la diversidad y a construir puentes de mutuo entendimiento entre la comunidad inmigrante asentada en Madrid y la comunidad autóctona.