Actualizado 12/01/2006 13:55:53 +00:00 CET

Crónica Mercosur.- Polémica en el Mercosur ante la posibilidad de que Uruguay negocie un TLC bilateral con EEUU

Un senador de EEUU asegura que el acuerdo bilateral con Uruguay "ya está hecho", mientras continúa el debate sobre el tema en Montevideo

MONTEVIDEO/BUENOS AIRES, 12 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Tratado de Libre Comercio (TLC) con Estados Unidos se muestra como tema de discordia en el seno del Mercosur desde que la semana pasada el ministro de Economía y Finanzas uruguayo, Danilo Astori, anunciara que Montevideo pretendía marchar sólo hacia un acuerdo con el país norteamericano. A pesar de que en Uruguay se continúa debatiendo esta posibilidad, el senador estadounidense Mel Martínez apuntó que el acuerdo bilateral con Uruguay "ya está hecho".

Para los ministros de Exteriores de Argentina y Brasil, Jorge Taiana y Celso Amorim, la "disconformidad" existente entre los socios menores del bloque es la culpable de las actuales tensiones en el bloque, mientras que la prensa argentina asegura que con la postura de Montevideo se está poniendo en peligro la unidad del bloque.

La semana pasada, el ministro de Economía afirmó que su intención es "comenzar a negociar cuanto antes posible" y dijo que el tema "había vuelto a la agenda". A pesar de que Gargano desmintió que su país planee firmar un TLC con Estados Unidos, sus declaraciones causaron reacciones directas en el Gobierno de Tabaré Vázquez.

Hoy el ministro de Industrias, Jorge Lepra, también apoyó un acuerdo comercial con Estados Unidos. "Con China es importante y también con Estados Unidos, si no buscamos mejorar las relaciones con nuestro principal cliente ¿con quién lo vamos a hacer?", indicó Lepra en declaraciones a la emisora uruguaya 'Radio Sarandí'.

El próximo martes, 17 de enero, el ministro de Exteriores y presidente del Partido Socialista uruguayo, Reinaldo Gargano, deberá comparecer ante el Parlamento para explicar la posición oficial respecto a un posible TLC con Estados Unidos.

Los partidos Comunista, Socialista y la mayor partes del Movimiento de Participación Popular, todos parte del Frente Amplio que llevó a Vázquez a la Presidencia, ya se pronunciaron en contra de un eventual TLC con Washington.

EEUU, EL TRATADO "YA ESTA HECHO"

Mientras tanto, el senador republicano Mel Martínez, que encabeza una delegación estadounidense de visita en Argentina, aseguró que el acuerdo bilateral con Uruguay "ya está hecho". "El tratado ya está hecho. Lo que falta es la ratificación, pero ya está hecho", señaló a la emisora local 'Radio 10', en la que agregó que cada país deberá entender "que es un tratado muy conveniente" para Uruguay.

Además, se mostró optimista sobre la conformación de un tratado de libre comercio en el continente. "Creo que va a haber un tratado de libre comercio a nivel regional. En este caso, le viene bien a Uruguay. El tratado ya está hecho, prácticamente está concluido. Sólo resta la ratificación de Uruguay y la de Casa Blanca", indicó.

"DISCONFORMIDAD" ENTRE LOS "PEQUEÑOS"

El titular argentino de Exteriores, Jorge Taiana, y su homólogo brasileño, Celso Amorim, coincidieron ayer en reconocer la "disconformidad" existente entre los países más pequeños de Mercosur y en señalar que es preciso eliminar las asimetrías de tamaño en el grupo para eliminar tensiones.

Así lo manifestaron ambos en rueda de prensa conjunta en Brasilia, donde admitieron también que algunas declaraciones realizadas por miembros del Gobierno uruguayo poniendo en duda la fidelidad al bloque de los países situados más al oeste en el continente fueron un "toque de alerta".

Con estas palabras ambos ministros de Exteriores se refirieron a las declaraciones realizadas hace unos días por el ministro de Economía y Finanzas uruguayo, Danilo Astori, quien sostuvo que Uruguay pretendía marchar hacia un Tratado de Libre Comercio (TLC) con Estados Unidos.

"Técnicamente, esto es imposible", declaró ayer Amorim, una opinión compartida por Taiana. Ambos consideraron que ese deseo uruguayo de "cortarse en soledad" es más un síntoma que una realidad, pero no dejaron de entonar su 'mea culpa'.

"Estas manifestaciones deben llamarnos a la reflexión. Si Uruguay no ve que el Mercosur le de los resultados que espera, o cree que estos son insuficientes, hay que discutir cómo hacemos para encontrar las soluciones. Es una responsabilidad de los dos países más grandes", sostuvo Amorim.

CLAUSULA DE ADAPTACION COMPETITIVA

"Mi opinión personal, porque no se si todos mis colegas concuerdan, es que Brasil se tiene que abrir más, tiene que usar el poder de compra de sus empresas estatales para ayudar al desarrollo de sus socios, sobre todo los socios menores, aunque también desde luego Argentina", añadió.

Así, ambos reiteraron que tienen la mayor disposición para que Bolivia se sume como miembro pleno al Mercosur aunque, recalcaron, le corresponde a Bolivia solicitarlo. Amorim declaró que Brasil quiere encontrar soluciones para la "reindustrialización de Argentina".

Concretamente, el titular brasileño se refería a una cláusula de adaptación competitiva propuesta hace un año por Argentina como una herramienta para enfrentar eventuales desequilibrios por las importaciones de manufacturas brasileñas.

El tema será retomado en la primera visita de Estado del presidente argentino, Néstor Kirchner, a su homólogo de Brasil, Luis Ignacio 'Lula' da Silva, el miércoles próximo, 18 de enero.

Kirchner permanecerá en Brasilia hasta el jueves 19, cuando está previsto que llegue al país el mandatario venezolano, Hugo Chávez. La cumbre tripartita fue confirmada ayer por Amorim y Taiana.

Amorim señaló también que la cláusula de competitividad deberá ampliarse en el futuro a Paraguay y Uruguay, lo que sonó como un preanuncio de los cambios que ambos buscan.

Taiana confirmó al diario argentino 'Clarín' que mañana habrá una reunión técnica para "discutir en detalle" la cláusula de competitividad. "Estamos convencidos que el 31 de enero próximo se llegará a la firma del acuerdo, como lo previeron los presidentes Kirchner y Lula en el encuentro bilateral en Puerto Iguazú", apuntó.

'Lula' recibió a Taiana, con quien analizó durante por 45 minutos junto a Amorim y el embajador argentino en Brasil, Juan Pablo Lohlé, la agenda del próximo encuentro entre los presidentes.