Actualizado 22/02/2006 15:17:01 +00:00 CET

Crónica México.- Un nuevo derrumbe dificulta el rescate de los 65 mineros atrapados desde el domingo en una mina

El ministro de Trabajo espera que los equipos de rescate lleguen hoy a las dos primeras personas que quedaron atrapadas

SAN JUAN DE SABINAS (MEXICO), 22 Feb. (EUROPA PRESS) -

Un nuevo derrumbe registrado ayer en la mina de carbón 'Pasta de Conchos' de la localidad de San Juan de Sabinas, en el estado mexicano de Coahuila, dificulta las tareas de rescate de los 65 mineros que están atrapados desde el domingo pasado en este yacimiento, donde los equipos de salvamento trabajan a mano y con aire artificial por el riesgo de la concentración de gases.

Sin embargo, el ministro mexicano de Trabajo, Javier Salazar, anunció hoy que esperan que, a más tardar al medio día (sobre las 19.00 horas en España), los equipos de rescate lleguen a las dos primeras personas que quedaron atrapadas en la mina.

Durante una entrevista concedida a la cadena local 'Televisa', Salazar dijo que, hasta el momento, no tienen elementos para decir que los mineros están vivos o muertos hasta no llegar al lugar. "Están en condiciones muy difíciles para operar, son espacios muy estrechos", reconoció, desmintiendo que exista ya un contacto con algún minero atrapado, después de que ayer algunas informaciones aseguraran que un trabajador escuchó ruidos en una de las tuberías.

HORAS DE ESPERANZA

El director general de Protección Civil de la Secretaría de Gobernación (Ministerio del Interior), Arturo de León Vilchis, informó de que en estos momentos se buscan nuevas alternativas para llegar hasta el sitio donde se encuentran los obreros, informa hoy el diario local 'El Universal'.

Anoche, el jefe del equipo de rescate de la empresa Micare, Josué Beltrán, aseguró que tienen esperanzas de encontrar en las próximas horas a los mineros que se encontraban en el cuarto de herramientas, a pesar de que los trabajos podrían tardar más de una semana en recatar a los mineros.

Por su parte, el jefe de las Brigadas de Rescate, el ingeniero Rubén Escudero, reconoció que los trabajos avanzan lentamente tras el derrumbe de ayer, debido a lo complicado y difícil que resulta el penetrar a los túneles para sacar los escombros, el carbón y las viguetas que se colapsaron durante la explosión de gases.

Escudero apuntó que ya se había avanzado hasta la diagonal número nueve --lugar donde se encuentra el control de las bandas para mover el carbón-- pero sin embargo, debido a que se presentó este pequeño derrumbe, se tuvo que retroceder y dar marcha atrás al trabajo realizado por los expertos en técnicas de rescate.

El ingeneriero también explicó que para que los equipos de salvamento puedan realizar bien su trabajo, se requiere de que cuenten con bastante oxígeno, motivo por el se ayudan con ventiladores eléctricos, según el diario local 'Milenio'.

Además, considera suficiente el número de personas que trabaja en el rescate y puntualizó que incluso han venido trabajadores de otras empresas mineras para ayudar. Sin embargo, debido a que no puede estar trabajando demasiada gente dentro de los túneles, eso implica que los trabajos se desarrollen en forma lenta.

Los trabajadores de salvamento no pueden usar maquinaria pesada ni tampoco herramienta eléctrica debido a que no está permitido, ya que podría registrarse algún accidente si se contamina el ambiente que existe dentro de los túneles.

INFORMAR A LOS FAMILIARES

El ingeniero se comprometió a que sean los propios miembros de los equipos de rescate quienes, al terminar con su turno de trabajo, informen a los familiares de los mineros atrapados del avance de sus trabajos de salvamento, debido a que la gente que está fueras de la empresa minera cuestiona las informaciones que facilitan los portavoces de la mina Pasta de Conchos.

Por su parte, el ingeniero Rodrigo López García, regidor del ayuntamiento de Sabinas, informó de que los únicos y principales responsables de que se haya registrado el derrumbe dentro de uno de los túneles de la mina son los dueños o directivos de la empresa minera, así como las autoridades, en este caso de la Secretaría de Trabajo y Previsión Social.

López García, quien encabeza la comisión de regidores de la Comisión de Hacienda y Cuenta Pública en el cabildo de Sabinas, dijo que no es posible que el Gobierno Federal, a través de la llamada Secretaría de Trabajo y Previsión Social, permita que continúen trabajando las minas que funcionan en la Región Carbonífera si estas no reúnen los requisitos indispensables ni tampoco cuentan con las medidas de seguridad suficientes para que el trabajador puede desempeñar sin peligro su trabajo.

"LOS PLATOS ROTOS"

El edil dijo también que en Estados Unidos, así como en Europa, las empresas mineras cuentan con equipos suficientemente sofisticados y modernos para hacer inspecciones de forma periódica "por personal capacitado y honesto", quienes se encargan de que dichas minas cumplan con todas las normas oficiales.

En este sentido, dijo también que dentro de la empresa minera mexicana existen demasiados vicios y corruptelas, motivo por el que en los últimos años se han registrado accidentes en un importante número de minas, que dejaron un saldo de varios muertos, sobre todos en las que operan en la región carbonífera de Coahuila.

López García dijo, que los únicos que pagan los "platos rotos" sobre esta anormalidad, son los mineros, quienes perciben bajísimos sueldos y aparte la gran mayoría no cuenta con servicios médicos, en este caso del Seguro Social, gracias al "apoyo" que reciben por parte de los llamados dirigentes sindicales.

El pasado domingo, una explosión causada por gas grisú dejó a un total de 65 trabajadores atrapados dentro de una mina a 160 metros de profundidad. Los mineros concretamente se encuentran en la mina ocho, unidad Pasta de Conchos, propiedad de Industrial Minera México (IMMSA).