Crónica Pinochet(añadida).-Las cenizas de Pinochet descansan en su casa de campo y su nieto militar toma el protagonismo

Actualizado 13/12/2006 22:18:47 CET

SANTIAGO, 13 Dic. (De la corresponsal de EUROPA PRESS Claudia Riquelme) -

Lejos de la agitación que se vivió en el país desde el domingo, tras el anuncio de la muerte del ex dictador Augusto Pinochet, la tranquilidad volvió a Chile este miércoles, día en el cual las cenizas del anciano general golpista llegaron a su destino final.

Tras una breve e íntima ceremonia religiosa de la que sólo participó la familia y algunos ex colaboradores cercanos, y que fue oficiada por el capellán del Ejército, los restos de Pinochet fueron depositados en la capilla que hay en su casa de campo, en la localidad de Los Boldos, a 140 kilómetros al suroeste de Santiago, donde el ex dictador eligió quedarse para siempre y así evitar que su tumba fuera profanada.

Mientras, en Santiago la presidenta Michelle Bachelet hizo sus primeras declaraciones sobre la muerte de Pinochet en una rueda de prensa en La Moneda, oportunidad en la que relevó el balance positivo que el Gobierno hace de las medidas adoptadas ante la contingencia.

Asimismo, aunque nunca mencionó a Pinochet, reconoció que decidió denegar el funeral de Estado debido a la división que el ex general causa en la sociedad chilena y anunció que en los próximos días entregará más fundamentos de esa determinación.

"Amenazaba con dividir a los chilenos nuevamente, dadas las fuertes emociones y sentimientos que provocaría en nuestros ciudadanos este hecho", señaló la presidenta.

La mandataria también pidió excusas públicas a los periodistas extranjeros y chilenos que fueron agredidos violentamente por turbas de pinochetistas. Bachelet dijo que "esto no demuestra ni expresa los sentimientos y la manera como el pueblo chileno funciona". Por ello, dijo "pido excusas, porque esto no representa a Chile".

Lo mismo hizo el Colegio de Periodistas de Chile, que anunció una querella contra los responsables de las agresiones, que afectaron principalmente a una corresponsal de Televisión Española y la cadena Telefe de Argentina.

NIETOS

Más que el propio ex dictador, fallecido el domingo a causa de un fallo cardíaco masivo, a los 91 años, el protagonista de la jornada fue el único de sus nietos que siguió la carrera militar, Augusto Pinochet Molina, quien se arriesga a la baja del Ejército por las declaraciones políticas que realizó en su discurso durante el funeral de su abuelo.

El joven oficial, de 33 años, resaltó la figura de Pinochet, validó el golpe de Estado del 11 de septiembre de 1973 y dijo que su familia ha sido perseguida por los jueces, más que justicia, buscaron figuración personal.

Después de que la ministra de Defensa y el Ejército anunciaran sanciones, que podrían incluir la máxima, es decir, dejar la rama castrense, el padre del oficial, Augusto Pinochet Hiriart, el mayor de los hijos varones del ex dictador, dijo que su hijo pidió la baja del Ejército el mismo día de la muerte del ex gobernante de facto y que muchos oficiales sabían que iba a pronunciar ese discurso.

"No sé si todo el Ejército lo sabía, pero algunos oficiales sí lo sabían", aseguró. "Mi hijo actuó como nieto y no como oficial en ese momento y saldrá con la frente en alto de la institución si se determina su baja", agregó Pinochet hijo.

Bachelet, en tanto, criticó duramente al nieto Pinochet por haberse "saltado la línea de mando" y se mostró confiada en que el Ejército tomará las medidas adecuadas ante una falta que calificó como "gravísima".

Por su parte, abogados defensores de los derechos humanos presentaron una acusación judicial ante los tribunales militares en contra del joven Pinochet Molina, por los presuntos delitos de sedición impropia e incumplimiento de deberes militares.

Otro protagonista del día fue el nieto del general Carlos Prats, asesinado junto a su esposa en Argentina, en 1974, por la represión pinochetista. Francisco Cuadrado Prats confesó a varios medios locales que esperó cinco horas, pacientemente, para entrar a la Escuela Militar, donde se velaban los restos del ex dictador, a quien escupió en el rostro, para descargar su desprecio con quien, según su opinión, asesinó a sus abuelos.

El joven no fue detenido; sólo fue arrestado brevemente para evitar que los partidarios del ex general lo atacaran. Hoy, el hijo de la actual embajadora de Chile en Grecia, Sofía Prats Cuthbert, dijo no querer más protagonismos.