¿Cuál es el siguiente paso en la estrategia de EEUU para derrocar a Maduro tras reconocer a Guaidó como presidente?

Presidentes
REUTERS/TWITTER
Publicado 24/01/2019 13:04:55CET

   CARACAS, 24 Ene. (Notimérica) -

   El Gobierno estadounidense reconoció este miércoles al asambleísta opositor Juan Guaidó, presidente de la Asamblea Nacional, como "presidente interino" de Venezuela. El siguiente paso en la estrategia que impulsa EEUU para derrocar al Gobierno venezolano, pasa por la creación de un 'Estado paralelo' apoyado por el Grupo de Lima, afirmando la ilegitimidad del Gobierno y reconociendo a Guaidó, como presidente legítimo.

   Una organización de venezolanos 'exiliados' en Miami (EEUU), creada por el teniente coronel José Antonio Colina, involucrado en atentados terroristas en Caracas en 2003, pidió el pasado 15 de enero a Guaidó que, como 'presidente' de Venezuela "designe una junta directiva de Citgo, filial de la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA), en EEUU". Esta empresa es una de las principales fuentes de divisas de Venezuela y, si consiguieran su objetivo, que pasa necesariamente por la aprobación de Washington, supondría un importante paso para asfixiar económicamente a Venezuela, según informó el periodista y especialista uruguayo en movimientos sociales Raúl Zibechi, en un artículo para la agencia 'Spuntik'.

   Citgo tiene en la actualidad tres refinerías en EEUU, 48 terminales de almacenamiento y distribución con unas 6.000 estaciones de servicio. Tiene capacidad para procesar 749.000 barriles de crudo al día, lo que la sitúa como la sexta empresa del sector en EEUU.

   Por su parte, la Plataforma Ciudadana en Defensa de la Constitución, compuesta por 'chavistas críticos' que en otros momentos de conflicto se posicionó contra algunas decisiones de Maduro, publicó un documento en el que denuncia que EEUU y sus aliados como el Grupo de Lima y el secretario general de la OEA, Luis Almagro, quieran "imponer la tesis del 'Estado fallido' al demostrarse, según ellos, la 'ilegitimidad de origen' del presidente, para luego justificar su intervención en Venezuela, siguiendo la ruta de la creación de un 'Estado paralelo', como hicieron en Libia".

   Esta estrategia ofensiva de EEUU no solo se apoya en el Grupo de Lima, sino también en la AN --de mayoría opositora-- y en el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) en el exilio. Este TSJ consta de 33 magistrados juramentados en julio de 2017 por la Asamblea Nacional durante la crisis generada por las protestas de la oposición, cuyos miembros residen en Panamá, Chile, Colombia y Estados Unidos.

   Este 'Estado paralelo' propuesto por EEUU, lo que parece establecer es que se genere un conflicto interno en Venezuela que lleve al Gobierno de Maduro a un "dilema de negociar su rendición o enfrentar la ofensiva final de la alianza EEUU-UE-Grupo de Lima en marcha".

   Por ahora, la situación es incierta: "Maduro no ha tomado ninguna medida en contra de Guaidó. Es muy poco común que alguien se declare presidente interino de un país, desacatando todas las leyes. Hasta ahora el gobierno tampoco disolvió a la Asamblea Nacional, hay experiencias históricas de gobiernos paralelos, algunas tuvieron éxito, otras han fracasado", indicó el analista internacional argentino Pedro Brieger.

   Sin embargo, es un hecho nuevo que la oposición se animara a declarar a esta figura como mandatario interino. A criterio del experto, "es una medida muy arriesgada, al todo o nada y parece que los sectores más radicales están arrastrando a los más moderados que estaban dispuestos a dialogar", apuntó el experto.

   La proclamación de Guaidó se produce tan solo unos días después de que un grupo de sargentos opositores al Gobierno de Maduro se atrincheraran en un cuartel de la Guardia Nacional Bolivariana de Caracas, llamando a los venezolanos a salir a las calles. En ese momento, los hechos fueron considerados como un "alzamiento militar", el cual finalmente quedó diezmado por las Fuerzas Armadas.

Para leer más