¿Cuáles son las claves del plan nacional de seguridad de López Obrador para México?

President-elect Andres Manuel Lopez Obrador prepares to talk about his security
REUTERS / HENRY ROMERO
 
Actualizado 15/11/2018 15:57:38 CET

   CIUDAD DE MÉXICO, 15 Nov. (Notimérica) -

   El descontrol y el constante incremento de la violencia en México parece estar llevando al país a la deriva en caída libre. Han sido varios los métodos gubernamentales aplicados en las últimas décadas para tratar de solventar la lacra que, actualmente, acaba con 80 personas cada día (la mayor cifra de muertes violentas registrada hasta el momento en el país azteca). Sin embargo, los resultados han continuado siendo negativos.

   El presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador, ha presentado este jueves una nueva hoja de ruta con la que hacer frente a la violencia y fortalecer la seguridad pública del país. Se trata de una estrategia que se ha denominado como Plan Nacional de Paz y Seguridad, la cual deberá ser refrendada por el Parlamento mexicano y convertida en reforma constitucional antes de implementarse.

   Son ocho los puntos clave de esta reforma, todos ellos enfocados a combatir la violencia y pacificar el territorio mexicano. Cuenta con grandes diferencias respecto a los anteriores programas de seguridad nacional, basados esencialmente en el combate policial y militar de la inseguridad. La estrategia de AMLO incluye algunas medidas que han resultado polémicas, como la posibilidad de legalizar algunas drogas o el mantener a los militares en funciones policiales, así como la creación de una Constitución moral que "regenere la ética de la sociedad".

   "Una y mil veces hemos repetido que no se puede enfrentar la violencia con la violencia, que no se puede apagar el fuego con el fuego, que no se puede enfrentar el mal con el mal, y que hay que atender las causas que generan la violencia; lograr el bienestar del alma, el fortalecimiento de los valores morales, espirituales. Para que haya paz, se requiere acabar con la corrupción, combatir la pobreza", dijo el presidente electo de México en la presentación del programa.

REUTERS

   La prevención de delitos y la atención a las causas que provocan la violencia en el país son ejes básicos del plan de pacificación que rigen los puntos clave del Plan Nacional de Paz y Seguridad que se presentan a continuación:

1. DROGAS LEGALES

   Las políticas públicas sobre el consumo de droga en México establecen la prohibición total. En un país en el que el tráfico de drogas ha corrompido todas las esferas nacionales, no es de extrañar que desde los gobiernos se haya repudiado cualquier tipo de legalización. Sin embargo, esta podría ser una solución para el problema según López Obrador.

   El plan de seguridad de AMLO propone la regulación de algunas drogas hasta el momento prohibidas, lo que "permitiría poner fin a uno de los motores centrales de la violencia e inseguridad", decía durante el presentación del plan Alfonso Durazo. Como cabía esperar, la propuesta ha provocado serias controversias entre la población y las organizaciones sociales mexicanas, muchas de ellas negándose a aceptar tal medida.

   Según han indicado titulares del nuevo gobierno, la idea es mostrar apoyo a quienes sufran algún tipo de adicción. Durazo indicaba respecto a ello que "la alternativa inevitable es que el Estado renuncie a la pretensión de combatir las adicciones mediante la persecución de las sustancias que las generan y se dedique en una primera instancia a mantener bajo control las de quienes ya las padecen mediante un seguimiento clínico y el suministro de dosis con prescripción para, en un segundo paso, ofrecerles tratamientos de desintoxicación personalizados".

   2. GUARDIA NACIONAL

   El expresidente mexicano Felipe Calderón sacó a los militares a las calles mexicanas y les encomendó tareas de seguridad pública como medida para luchar contra la violencia. Sin embargo, esta decisión, entre otras, provocó una oleada de violencia sin medidas en el país, que hasta el momento no ha cesado.

   De esta forma, López Obrador ha considerado necesario reconfigurar las funciones de los militares, en especial dotándolos de un respaldo legal que actualmente no tienen, puesto que la Constitución mexicana estipula que su labor es la proteger la soberanía nacional. Para ello AMLO propone crear un cuerpo denominado Guardia Nacional, compuesta por 50.000 agentes de policía militar, naval y federal.

   El plan es que la Guardia Nacional se despliegue de manera gradual en todo el país, que será dividido en 266 coordinaciones territoriales. A cada una de ellas se destinarán 500 guardias, aunque esta cantidad dependerá de la conflictividad de cada zona. Además, se prevé que para 2021 la Guardia Nacional cuente con, el menos, 120.000 efectivos.

REUTERS

3. MEDIDAS ANTICORRUPCIÓN

   La corrupción es una de las fallas principales que afectan al incremento de la violencia y la inseguridad en el país, especialmente debido a que favorece el tráfico de drogas y la impunidad. "El tamaño de las organizaciones criminales sólo puede entenderse con la corrupción en oficinas públicas, especialmente las instituciones de combate a la criminalidad", señaló Alfonso Durazo.

   Por ello, López Obrador tiene previsto implementar una serie de medidas anticorrupción que incidan dentro de la Administración Pública, en especial en las instituciones de seguridad y justicia. Entre estas medidas, recoge el diario 'El País', se encontrarían algunas como una nueva Ley Federal de Combate de Conflictos de Interés, la prohibición de adjudicaciones directas, establecimiento de la obligatoriedad de las declaraciones patrimonial, fiscal y de intereses de todos los servidores públicos, la eliminación del fuero de altos funcionarios o la realización de verificaciones obligatorias de los precios de mercado antes de cualquier adquisición.

   "Suprimir prácticas corruptas tendrá, por sí mismo, un efecto positivo en la reducción de los índices delictivos", afirmó Durazo.

   4. IMPUNIDAD Y DERECHOS HUMANOS

   Según la Secretaría de Gobernación de México, en el país se registran más de 37.000 casos de personas desaparecidas. Una investigación periodística publicada esta misma semana estima que han sido encontradas 1.978 fosas clandestinas entre 2006 y 2016, en las que se han contabilizado al menos 2.884 cuerpos, 324 cráneos y miles de restos óseos de un número indeterminado de personas.

   La nueva legislación pretende incluir entre sus medidas la tipificación como delito de los incumplimientos de las comisiones nacionales y estatales de Derechos Humanos, una forma con la que se pretende paliar el gran número de crímenes sucedidos en México y la impunidad que los mantiene ocultos. "Se erradicará la represión y nadie será torturado, desaparecido o asesinado por un cuerpo de seguridad del Estado", defendió Durazo.

   Asimismo, se pretende crear un programa con el que se regule el uso de la fuerza pública, en especial la de los militares, y castigar la tortura o la desaparición forzada. "El próximo presidente de la República nunca va a dar la orden de que el Ejército, la Marina o corporaciones policíacas se utilicen para reprimir al pueblo de México", dijo Durazo.

   5. AMNISTÍA Y DESARME DE CÁRTELES

   En base a la idea de López Obrador de que la violencia no se lucha con violencia, su nuevo plan de seguridad pretende promover leyes con las que "poner fin a las confrontaciones armadas, posibilitar el desarme y la entrega de los infractores", algo que incluirá que a los que acepten la propuesta se les pueda ofrecer reducciones de condena por sus delitos cometidos.

   De igual manera, AMLO pretende dar la posibilidad de "amnistías condicionadas al perdón de personas y colectividades que hayan sido afectadas".