¿Cuáles son los intereses comunes que tienen Bolsonaro y Macri para Brasil y Argentina?

Argentinian President Mauricio Macri visits Brazil
Alan Santos/Palácio do Planalto / DPA
Publicado 18/01/2019 20:18:14CET

   MADRID, 18 Ene. (Notimérica) -

   El presidente de Argentina, Mauricio Macri, visitó este miércoles en Brasilia a su homólogo brasileño, Jair Bolsonaro, para confeccionar una agenda común sobre la apertura del Mercado Común del Sur (Mercosur), las políticas de seguridad y el rechazo a la investidura de del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro.

   Macri sabe que Argentina necesita que a Brasil le vaya bien tanto como los propios brasileños. En un contexto de recesión económica y en el último año de su mandato, el presidente argentino que busca su reelección, aterrizó en Brasil para alinearse a las políticas de Bolsonaro, un líder que llega al poder con gran apoyo del electorado y de los mercados, con las expectativas de fortalecer al gigante de Iberoamérica.

   "En 2018, Argentina exportó 11.500 millones de dólares a Brasil, pero llegó a exportar 17.000 millones de dólares en 2011 y 2013, por lo tanto estamos partiendo de una base que inexorablemente nos exige alguna reforma o ajuste", señaló el analista económico internacional Marcelo Elizondo en una entrevista para la agencia 'Sputnik'.

   Sin embargo, con la llegada al Gobierno de la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner esta inversión se paralizó por varios motivos. "Primero, porque el Gobierno de Fernández de Kirchner obstaculizaba las importaciones desde Brasil, después porque las recesiones de ambos países desactivaron el comercio. Eso afectó al Mercosur, en el que Argentina y Brasil son los principales socios, que termina siendo el bloque de integración económica con menos dinamismo comercial en el mundo", indicó Elizondo.

   Con la llegada de Bolsonaro al poder algunas de estas políticas cambiarán, ya que el mandatario pretender "flexibilizar" el Mercosur estableciendo fórmulas para que sus miembros puedan "generar acuerdos bilaterales" --cosa que hoy no está permitido como unión aduanera que es-- "exigiendo que los tratados de libre comercio, de integración, de reducción de aranceles, sean para todo el bloque", explicó el analista.

ECONOMÍAS CERRADAS

   Por otra parte, Elizondo quiso destacar que Brasil y Argentina tienen dos economías muy cerradas, en las que el comercio internacional no llega al 50% de sus productos interiores brutos, sumando importaciones y exportaciones, ubicando este ratio entre los más bajos del planeta. Ambos presidentes pretenden modificar esta situación y es otra de las políticas en materia económica en la que coinciden.

   Asimismo, el experto advirtió que de llegar a producirse estos cambios podrían afectar de forma muy negativa para algunos sectores productivos argentinos que ingresan hoy sus productos a Brasil con la ventaja de contar con arancel cero, en especial pequeñas y medianas empresas de automotores. Los vehículos son el principal componente de las exportaciones de la Argentina a Brasil, con alrededor de un tercio del total.

   "Sin embargo, hay que decir que si se lograran las reformas al Mercosur eso terminaría activando la economía de Brasil y siempre que la economía de Brasil crece eso beneficia las exportaciones argentinas. En mi opinión, el saldo sería favorable para ambos en el mediano plazo", apuntó Elizondo.

   Por su parte, el analista político internacional Gustavo Segré, señaló que "va a haber una buena relación entre ambos. Los dos se necesitan. Argentina necesita a Brasil más que Brasil a Argentina pero no hay motivos para conflictos ni diplomáticos, ni comerciales, ni geopolíticos. Habrá una diferencia probablemente en las formas y sobre todo porque la macroeconomía de uno no tiene nada que ver con la macroeconomía del otro".

VENEZUELA

   Los presidentes de Argentina y Brasil, reiteraron este miércoles su rechazo al mandatario venezolano, Nicolás Maduro, al que han tachado de "dictador", y aclararon que para ellos la Asamblea Nacional es el "único poder legítimo" de Venezuela.

   "La comunidad internacional ya se ha dado cuenta de que Maduro es un dictador que busca perpetuarse en el poder con elecciones ficticias, deteniendo a los opositores y llevando a Venezuela a una situación desesperante", apuntó Macri. "No aceptamos la dictadura en democracia", remarcó.

   Por su parte, Bolsonaro indicó que "sin la identidad de valores entre nuestras sociedades, nunca habríamos avanzado tanto en nuestra alianza; es en nombre de esa identidad que hemos defendido y continuaremos defendiendo la democracia en nuestra región".