¿Cuáles son los pasos a seguir en un referéndum revocatorio contra Maduro?

Actualizado 27/04/2016 21:48:00 CET
Referéndum Revocatorio
REUTERS

   CARACAS, 27 Abr. (Notimérica) -

   La oposición venezolana ha iniciado este miércoles la campaña para recoger las firmas necesarias para celebrar un referéndum en el que los ciudadanos decidan si quieren o no revocar el mandato del presidente, Nicolás Maduro, que oficialmente expira en 2019.

   Venezuela vive un panorama sin precedentes. Desde que el pasado enero se conformase la nueva Asamblea Nacional, compuesta en su mayoría por opositores al oficialista Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), los llamamientos por un revocatorio hacia el mandato de Maduro no han cesado.

   Sin embargo, el presidente asegura que terminará su mandato en 2019, reiterando su no disposición a abandonar el cargo pase lo que pase.

   La oposición tiene varias formas con las que podría revocar al mandatario a través de la vía constitucional: un referéndum revocatorio, con una Asamblea Nacional Constituyente o a través de una Enmienda Constitucional.

   Sin embargo, la opción del referéndum revocatorio ha sido la herramienta elegida por la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), que, tras muchas ocasiones fallidas, ha puesto en marcha este miércoles la maquinaria para echar a Maduro del Palacio de Miraflores.

   El revocatorio es un proceso complejo ya que la Asamblea Nacional no es un órgano competente para convocarlo, necesita acudir a la recolecta de firmas --momento actual.

   La Constitución establece que serían necesarias las firmas del 20 por ciento de los electores, lo que equivale a casi cuatro millones de personas. Sin embargo, la oposición debe sumar antes al menos el uno por ciento de las firmas de los inscritos en el censo electoral --unas 200.000-- en un plazo máximo de 30 días para que el proceso se active formalmente.

   En este sentido, el gobernador del estado de Miranda, Enrique Capriles, aseguró al diario venezolano 'El Nacional' que "este proceso de recolección de firmas se inicia hoy para recoger el 1 por ciento. No vamos a esperar los 30 días, vamos a recogerlas en horas. Tenemos que ganarle a los tiempos, el gobierno no quiere revocatorio".

   Una vez reunidas, la MUD tendría que llevar las firmas recogidas al Consejo Nacional Electoral, quien debería convocar un referéndum nacional donde la oposición necesitaría obtener más de siete millones y medio de votos a favor, que fueron los que consiguió Maduro en las elecciones presidenciales de abril de 2013.

   Si el Consejo Nacional Electoral diera su 'placet', se debe convocar el referéndum en los 90 días siguientes. Para que el mandato presidencial llegue a su fin deben votar a favor un número igual o superior de electores a los que apoyaron la elección, en el caso de Maduro 7,5 millones, con una participación mínima del 25 por ciento, unos 4,8 millones.

   Si la convocatoria del referéndum supera el 10 de enero de 2017, aunque los venezolanos ordenen el cese de Maduro, no habrá nuevas elecciones presidenciales, sino que el vicepresidente, Aristóbulo Isturiz, gobernará en funciones hasta 2019.

FRACASÓ EN 2004

   Es la segunda vez que ocurre algo similar en la historia reciente de Venezuela. En agosto del 2004, la oposición también recurrió al referéndum revocatorio contra el que fuera presidente en aquel entonces, Hugo Chávez, pero lo perdió tras un proceso que se dilató más de siete meses.

   Otro inconveniente de esta opción es su escaso apoyo popular. Las razones, de acuerdo con el constitucionalista, radican en lo sucedido en 2004, cuando la lista de los firmantes, que pasó a conocerse como 'Lista Tascón', fue publicada en Internet por el diputado Luis Tascón, lo que provocó que los afectados sufrieran una "clara" persecución.