Cuba acusa a EEUU de manipular los problemas de salud de su personal diplomático en la isla

Embajada de Estados Unidos en La Habana (Cuba)
REUTERS / ALEXANDRE MENEGHINI - Archivo
Publicado 14/03/2019 22:50:31CET

   LA HABANA, 14 Mar. (Reuters/EP) -

   Cuba ha acusado este jueves a Estados Unidos de manipular los problemas de salud de su personal diplomático en la isla caribeña por achacar a supuestos ataques sónicos los síntomas que han sufrido algunos de sus trabajadores y sus familias.

   "El tema ha sido objeto de una alta dosis de manipulación política por parte del Gobierno de Estados Unidos", ha dicho en rueda de prensa Carlos Fernández de Cossío, director para Estados Unidos del Ministerio de Exteriores de Cuba.

   Fernández de Cossío ha denunciado que estas "acusaciones infundadas han servido como pretexto para tomar medidas que atentan contra las relaciones bilaterales".

   "Esa manipulación ha servido también para aquellos que quieren reforzar la idea de que Cuba es una amenaza y a los que quieren justificar que es un país que patrocina el terrorismo", ha lamentado.

   El diplomático cubano ha insistido en que su Gobierno "no ha puesto en duda que pueda existir personal enfermo", si bien ha recordado que no hay ninguna prueba de que sea fruto de un ataque.

   Diplomáticos canadienses y estadounidenses en La Habana comenzaron a quejarse de mareos, náuseas y dolores de cabeza durante la primavera de 2017. Meses después, Estados Unidos redujo el tamaño de su misión diplomática en la capital cubana --pasando de más de 50 empleados a 18--. Canadá también ha reducido a la mitad su presencia diplomática.

   Las pesquisas llevadas a cabo de forma conjunta por Estados Unidos y Cuba no han logrado identificar el origen de estos problemas de salud y Canadá tampoco ha llegado a ninguna conclusión. La Casa Blanca ha anunciado una investigación propia que sigue en marcha.

   Fernández de Cossío ha destacado que "Canadá no ha hecho acusaciones contra Cuba". "Los políticos canadienses no han salido a amenazar ni a hacer declaraciones irresponsables", ha valorado, si bien ha lamentado la reducción de su misión diplomática y ha confiado en que "no haya un daño mayor en las relaciones" entre La Habana y Ottawa.

Para leer más