Actualizado 15/09/2006 18:50:40 +00:00 CET

Cuba.- Aznar, junto a Havel y Walesa, critica la "sucesión del poder totalitario" en Cuba y pide presión internacinal

Los tres consideran que "ahora más que nunca" los disidentes podrían convertirse en "víctimas del régimen"

MADRID, 15 Sep. (EUROPA PRESS) -

El ex presidente del Gobierno José María Aznar, junto con los también ex presidentes checo, Vaclav Havel y polaco, Lech Walesa, han redactado un documento en nombre del llamado Comité Internacional para la Democracia en Cuba (CIDC) en el que expresan su "preocupación por los recientes acontecimientos que han derivado en cambios en la cúpula del poder comunista en Cuba", que califican de "sucesión del poder totalitario".

"Estamos convencidos de que ese panorama no es sinónimo de transformación del Estado totalitario, sino simplemente una sucesión del poder totalitario", afirma el documento, en referencia a la cesión del poder por parte de Fidel Castro a su hermano Raúl Castro durante su convalecencia.

El documento, entregado esta semana en Washington por una delegación del citado Comité creado en Praga en 2004 al secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, subraya que la comunidad internacional "debería estar preparada para apoyar a los cubanos cuando se inicie en la isla un verdadero proceso de transición a la democracia".

Asimismo, los tres ex presidentes instan a "continuar presionando a las autoridades de La Habana para que propicien una apertura democrática, para que sean liberados todos los presos políticos y se convoquen elecciones libres".

El encuentro mantenido por los emisarios de la CIDC se enmarca en un programa de encuentros con líderes políticos y académicos de varios países latinoamericanos a iniciativa de Aznar, Havel y Walesa con el objetivo de intercambiar opiniones sobre el futuro inmediato de Cuba, según informó el citado comité en un comunicado.

Por su parte Insulza hizo hincapié en que "la democracia no es un privilegio de algunas naciones sino un derecho universal que corresponde a todos los ciudadanos de ese país latinoamericano" y admitió que los países americanos contemplan con temor la eventualidad de un cambio en Cuba.

Durante la reunión se prestó especial atención a analizar los aciertos y errores de las transiciones de los países de Europa Oriental y España. De hecho, en su mensaje, los ex presidentes recurren a su experiencia para subrayar que esta "nos advierte que cuando el Gobierno realiza cambios superficiales, como los registrados recientemente en Cuba, se corre el riesgo de caer en la confusión y de fortalecer un régimen que viola los Derechos Humanos".

Por último, consideran que "los líderes democráticos cubanos, encabezados por Oswaldo Payá, Marta Beatriz Roque, Vladimiro Rica, Elizardo Sánchez o cualquiera de las valientes mujeres que integran el movimiento de las 'Damas de Blanco', podrían, ahora más que nunca, convertirse en víctimas del régimen, temeroso de su futuro y que continúa encarcelando a opositores y periodistas independientes".