Publicado 12/03/2021 17:46CET

Cuba.- Borrell mantendrá a Navarro como embajador de la UE en Cuba después de que este se disculpase

HANDOUT - 22 February 2021, Belgium, Brussels: European Union High Representative for Foreign Affairs and Security Policy Josep Borrell speaks during a press conference after an EU Foreign Ministers meeting. Photo: Mario Salerno/European Council/dpa - ATT
HANDOUT - 22 February 2021, Belgium, Brussels: European Union High Representative for Foreign Affairs and Security Policy Josep Borrell speaks during a press conference after an EU Foreign Ministers meeting. Photo: Mario Salerno/European Council/dpa - ATT - Mario Salerno/European Council/d / DPA

BRUSELAS, 12 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Alto Representante de la UE para Política Exterior, Josep Borrell, mantendrá al español Alberto Navarro como embajador de la UE en Cuba después de que en su reunión personal reconociera que fue un error la carta que envió al presidente de Estados Unidos, Joe Biden, para que retire el embargo económico a la isla.

Según ha confirmado a Europa Press la portavoz de Exteriores de la UE, Nabila Massrali, el Alto Representante ha decidido que el diplomático español termine su mandato como representante de la UE en La Habana, que acaba este verano, y así lo ha expresado en una carta a los eurodiputados del PP y liberales que reclamaron el cese de Navarro.

De esta forma, Borrell aceptó las disculpas de Navarro tras admitir éste sus errores y ser "debidamente reprendido", según ha informado la portavoz. El jefe de la diplomacia comunitaria entiende, de esta forma, que "la reacción es proporcionada a la gravedad de los hechos", por lo que da el asunto por cerrado.

Tras la polémica generada por la misiva a Washington, el embajador fue convocado en Bruselas para dar explicaciones sobre el caso a varios dirigentes del Servicio de Acción Exterior de la UE y mantuvo una larga reunión con el propio Borrell el pasado domingo.

Bruselas ha tenido en cuenta el historial diplomático de Navarro, de más de cuarenta años, y que entonara el mea culpa tras la controversia generada por la iniciativa sobre el embargo. Fuentes europeas señalan que el embajador admitió que sumarse a la petición destinada al líder norteamericano fue una "mala decisión política".