Actualizado 25/10/2010 5:51:29 +00:00 CET

La Casa Blanca comparte la "preocupación y frustración" de la mujer del estadounidense detenido en Cuba

WASHINGTON, 25 Oct. (Reuters/EP) -

La Casa Blanca comparte la "preocupación y frustración" de Judy Gross, esposa del contratista de ayuda estadounidense encarcelado desde diciembre en Cuba, "por la continuada e injustificada detención de su marido".

Así lo ha manifestado el portavoz del Consejo de Seguridad Nacional, Mike Hammer. "Los miembros de la Administración han dejado claro reiteradamente a las autoridades cubanas que Alan Gross debe ser liberado inmediatamente para que pueda reunirse con su mujer y su familia, y continuaremos haciéndolo", afirmó en un comunicado difundido el domingo.

Horas antes se supo que la norteamericana había enviado una carta al presidente cubano, Raúl Castro, para expresar el arrepentimiento de su marido por su trabajo en la isla y señalar que la Casa Blanca está haciendo muy poco por conseguir su liberación. Gross, de 61 años, fue detenido en el aeropuerto de La Habana el 3 de diciembre de 2009 por presuntos delitos de espionaje y subversión.

Su mujer niega que fuese un espía y afirma que el técnico viajó el año pasado a Cuba cinco veces para proporcionar acceso a Internet a la comunidad judía en la capital cubana. Las autoridades de la isla insisten, no obstante, en que Gross cometió "graves delitos" al entregar equipamiento no permitido de comunicaciones vía satélite a disidentes, aunque hasta la fecha no se han presentado cargos en su contra.