Cuba.- CiU pide reflexionar sobre los frutos del diálogo entre los Gobiernos de España y Cuba tras la muerte de Zapata

Actualizado 24/02/2010 13:57:13 CET

MADRID, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

El diputado de CiU Jordi Xuclà ha considerado hoy que la muerte del preso político Orlando Zapata tras 85 días en huelga de hambre debe llevar a "reflexionar" sobre los "frutos" del "diálogo crítico" que el Gobierno español mantiene desde 2007 con las autoridades cubanas y sobre el que la federación se muestra escéptica.

En declaraciones a los medios de comunicación en los pasillos del Congreso al término de la sesión de control al Ejecutivo, Xuclà trasladó en primer lugar sus "condolencias" a la familia del fallecido y recordó que en la actualidad existen "más de 200 presos políticos en Cuba, personas que no pueden ejercer sus derechos de expresión y sus derechos políticos".

Para Xuclà, la protesta que ha llevado a cabo Zapata debe llevar a una reflexión sobre "los frutos del diálogo crítico que el Gobierno español está manteniendo con el Gobierno cubano en aras a conseguir una evolución en la democracia y en el respeto de los derechos humanos" en la isla. El diputado recordó que CiU ha expresado en reiteradas ocasiones su "escepticismo" ante "el bajo nivel de éxito de este diálogo crítico".

El pasado 18 de febrero, los Gobiernos de España y Cuba celebraron en Madrid la IV reunión del mecanismo de diálogo bilateral sobre Derechos Humanos que crearon en abril de 2007, con motivo de la primera visita del jefe de la Diplomacia española, Miguel Angel Moratinos, a La Habana.

En el marco de ese diálogo, el Ejecutivo español ha pedido al cubano la liberación de los presos políticos, aunque se ha interesado de forma especial por aquellos con un estado de salud más delicado y por los casos de gran relevancia política.

Tras la segunda reunión de este mecanismo de diálogo sobre Derechos Humanos, celebrada en febrero de 2008, las autoridades cubanas liberaron a cuatro presos políticos que pertenecían al grupo de los 75 disidentes arrestados durante la ola de represión de la primavera de 2003.

Las liberaciones de presos políticos más recientes por parte de las autoridades cubanas se produjeron tras la última visita del jefe de la diplomacia española, Miguel Angel Moratinos, a La Habana en octubre pasado. Cuando el ministro abandonó la isla, el Gobierno cubano anunció la liberación de dos presos, uno de ellos del grupo de los 75.