Cuba.- La Comisión Cubana de DDHH acusa al régimen de "preparar el terreno" para justificar la muerte de Fariñas

Actualizado 09/03/2010 18:12:45 CET

MADRID, 9 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Raúl Castro "prepara el terreno" para justificar la eventual muerte del periodista disidente Guillermo Fariñas --quien cumple 14 días en huelga de hambre-- que podría producirse "en cuestión de semanas" si no recibe atención médica permanente, alertó este martes la Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional (CCDHRN).

"La malévola y criminal fórmula aplicada en este caso por las autoridades, que consiste en permitir que Fariñas llegue hasta el borde de la muerte para luego reanimarle, puede dar lugar a su fallecimiento en cuestión de semanas", señala un comunicado de la comisión no reconocida pero tolerada por La Habana.

Las autoridades cubanas están actuando con Fariñas "con la misma lógica inhumana que aplicó en el caso" del opositor Orlando Zapata, quien falleció el pasado 23 de febrero tras 85 días en ayuno en protesta por los malos tratos que reciben los prisioneros políticos en las cárceles de Cuba, advierte la CCDHRN.

La comisión recordó que no fue sino hasta poco antes de morir que Zapata pudo ser ingresado en la unidad de cuidados intensivos donde murió días después, hecho que ha sido calificado por la disidencia como un "asesinato".

"Si las autoridades de Cuba no actúan con la responsabilidad y la compasión que está obligado a mostrar todo gobierno civilizado, estarían corriendo el riesgo de cometer, por omisión, otro grave crimen contra la persona humana", indica la nota.

El Gobierno de Raúl Castro publicó este lunes una nota en la prensa oficial en la que pretende dejar claro que han realizado "múltiples esfuerzos" para garantizar la salud de Fariñas y que, ante esta situación, "no aceptará presiones ni chantajes" ni de la oposición ni la prensa extranjera.

La Habana también ha recordado que el organismo de Fariñas se encuentra en un proceso de deterioro notable" como consecuencia de la veintena de huelgas de hambre que ha realizado en los últimos años. "Existen principios bioéticos que obligan al médico a respetar la decisión de una persona que ha decidido iniciar una huelga de hambre", reza el texto.

El periodista independiente comenzó hace 14 días una huelga de hambre y sed en reclamo por la liberación de 26 de los llamados presos de conciencia que padecen de varias enfermedades, entre ellos, Ariel Sigler Amaya, quien se encuentra ingresado en un hospital de La Habana desde hace seis meses.

Según la CCDHRN, que ha expresado en contra de las huelgas de hambre, el Gobierno cubano "está en la obligación de facilitar atención médica permanente (...) permitiendo su ingreso en una sala de cuidados intensivos de un hospital con los recursos apropiados".

Fariñas denunció este lunes en declaraciones a Europa Press que la semana pasada, cuando perdió el conocimiento y fue trasladado a un hospital provincial de la localidad de Santa Clara, los médicos se negaron a ingresarle en la unidad de cuidados intensivos argumentando que "esa es un área para los laboriosos revolucionarios y no para los revolucionarios".