Actualizado 20/01/2006 16:46:31 +00:00 CET

Cuba.- Cuba condena la "amenaza" del embajador de EEUU en Madrid a los hoteleros españoles con negocios en Cuba

MADRID, 20 Ene. (EUROPA PRESS) -

El embajador de Cuba en Madrid, Alberto Velazco, condenó el "nuevo arranque de prepotencia imperial" mostrado por el embajador de Estados Unidos en España, Eduardo Aguirre, quien, según Velazco, "amenazó a los empresarios hoteleros españoles con aplicarles la Ley Helms-Burton por sus negocios en Cuba". Velazco opinó que es "de esperar" que "quien corresponda, llame al orden al procónsul norteamericano y defienda los intereses de los empresarios españoles".

"La Ley Helms Burton, verdadera aberración jurídica, viola la propia Constitución de los Estados Unidos y varias normas jurídicas de ese país y numerosos actos del Derecho Internacional que regulan las relaciones políticas, económicas, comerciales y financieras entre los Estados y atenta contra la libertad de comercio e inversión, lo cual ha generado ya conflictos con los propios socios de Estados Unidos", indicó Velazco en un comunicado.

"España, aunque este señor no lo sepa, no es un Estado de la Unión Americana, donde rigen sus leyes y sus tribunales, y sus hosteleros y hombres de negocios han mantenido con Cuba una actitud digna y consecuente, sin dejarse presionar ni chantajear", indicó. Por ello, a su juicio "es de esperar que quien corresponda, llame al orden al procónsul norteamericano y defienda los intereses de los empresarios españoles".

"Una vez más, recurre a la presión y al chantaje, a lo que ya nos tiene acostumbrados, para que en España se apliquen las medidas de bloqueo contra Cuba en un vano intento por destruir a la Revolución Cubana", remachó el diplomático cubano.

El embajador de Estados Unidos en España dijo ayer, a preguntas de miembros de la patronal CAEB dentro de la apretada agenda de su visita a Baleares, que las leyes deben cumplirse, en referencia a la Helms-Burton, norma que prevé imponer sanciones a las compañías extranjeras que se estén beneficiando de las propiedades confiscadas por el régimen de Fidel Castro.

"Las leyes están para cumplirse. Estados Unidos es un país de leyes y no se rige por un dictador. Cada empresario hotelero es muy libre para poder elegir, pero tiene que saber elegir", dijo Aguirre, según los medios que asistieron a la reunión.