Cuba.- Cuba espera seguir avanzando en el diálogo con la UE con Borrell como jefe de la diplomacia

Publicado 05/11/2019 18:11:14CET

La embajadora en Bruselas admite que la isla "no es una panacea" en DDHH pero añade que en Europa se ve "a la Policía dando golpes"

BRUSELAS, 5 Nov. (EUROPA PRESS) -

Las autoridades cubanas esperan que el diálogo con la Unión Europea siga avanzando --sin injerencias y pese a las diferencias en materia de Derechos Humanos--, cuando se produzca el relevo al frente del Servicio europeo de Acción Exterior y el aún ministro de Exteriores español en funciones, Josep Borrell, asuma el cargo de Alto Representante de Política Exterior de la UE.

"Esperamos seguir manteniendo un diálogo constructivo sobre las bases del acuerdo de diálogo político y cooperación, de respeto mutuo a nuestros asuntos internos, de no injerencia, de disposición y de voluntad; que es lo que se ha demostrado pese a los elementos en los que tenemos diferencias", ha indicado la embajadora de Cuba en Bélgica, Norma Goicoechea, en un encuentro con periodistas.

El acuerdo para la normalización de las relaciones entre la UE y el régimen cubano se negoció con Federica Mogherini al frente de la diplomacia europea y creó un diálogo estructurado para tratar en paralelo de Derechos Humanos, área en la que Goicoechea ha dicho que ambas partes tienen "preocupaciones" y que discuten con "toda franqueza".

"Son elementos en los que tenemos diferencias, pero tenemos decisión de avanzar", ha indicado la embajadora cubana, quien ha dicho que La Habana está "satisfecha" con el nivel de relación actual y que espera que se mantenga cuando Borrell asuma el cargo, en principio el próximo 1 de diciembre si no hay más retrasos en la formación de la nueva Comisión Europea.

La diplomática no ha aclarado si la Unión Europea o sus Estados miembro han preguntado por la detención del activista José Daniel Ferrer García, líder la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), el mayor grupo opositor interno, pero sostiene que fue arrestado por una denuncia de "torturas" y niega que la razón fuera su activismo, tal y como denuncia la disidencia en España.

La embajadora ha reconocido que Cuba no es "una panacea" ni puede decir que sea "el ejemplo máximo de respeto de los Derechos Humanos", pero ha emplazado a mirar lo que ha sucedido en América Latina en las últimas semanas y también a la "zona europea", con "la Policía dando golpes". "Si eso sucede en Cuba, que jamás sucedería, ¿cuáles serían los grandes titulares?", se ha preguntado.

EMBARGO DE EEUU

En cualquier caso, Goicoechea ha puesto en valor la normalización de las relaciones con la UE frente a lo que ocurre con Estados Unidos, en donde la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca se ha traducido en un "recrudecimiento" del embargo sobre la isla para tratar de "estrangular a Cuba", tras decidir revocar todas las medidas de acercamiento que tomó el anterior presidente estadounidense, Barack Obama.

"Cuando en Estados Unidos han cerrado las vías de comunicación, la Unión Europea ha abierto estos caminos de diálogo, manifestando esa disposición y nos está acompañando en nuestros esfuerzos de cooperación y desarrollo", ha destacado, días antes de que la Asamblea General de Naciones Unidas vote la resolución contra el embargo estadounidense que presenta cada año Cuba.

El régimen cubano estima en más de 4.340 millones de dólares el daño económico provocado por las políticas de presión de Washington sobre la isla entre abril de 2018 y marzo de 2019, con especial impacto en sectores como el turístico, el industrial y la iniciativa privada emergente.

Una situación agravada desde el pasado mayo con la reactivación de las disposiciones de la ley Helms-Burton que permiten tomar medidas contras las empresas extranjeras que hagan negocio con los bienes confiscados tras la Revolución de 1959, y que se ha traducido hasta octubre en "unas 20" demandas en Estados Unidos contra empresas extranjeras, según la embajadora.

Por eso, Goicoechea ha pedido el apoyo de la comunidad internacional a la resolución que se votará en Naciones Unidas, pero también medidas "especiales" que contravengan los efectos de la aplicación de la ley Helms-Burton y "protejan" a las empresas extranjeras.

Así ha confiado en que la Unión Europea mantenga el "estatuto de bloqueo" que no reconoce medidas extraterritoriales de Estados Unidos contra los intereses europeos; al tiempo que ha reclamado que el bloqueo norteamericano sea tratado "en todos los órganos multilaterales", sin descartar la Organización Mundial del Comercio.

Para leer más