Cuba.- Damas de Blanco piden libertad "inmediata e incondicional" para los disidentes presos y con licencia extrapenal

Actualizado 16/03/2006 19:32:51 CET

MADRID, 16 Mar. (EUROPA PRESS) -

Las Damas de Blanco exigieron hoy "libertad inmediata e incondicional" para los 60 disidentes que continúan presos en las cárceles cubanas y que los 12 condenados que recibieron una licencia extrapenal por motivos de salud no sean devueltos a prisión.

Asimismo, consideraron que en la isla "deben liberarse todos los prisioneros de conciencia y políticos cubanos, tanto quienes se encuentran desde hace años en las cárceles como aquellos que han sido llevados a ellas más recientemente y que, en no pocos casos, ni si quiera han sido sometidos a juicios".

Así se expresaron las esposas de los 75 disidentes que fueron encarcelados durante la ola represiva de 2003 al cumplirse esta semana el tercer aniversario "del apresamiento injusto de nuestros 75 seres queridos aquella Primavera Negra de 2003", según recordaron en un comunicado remitido a Europa Press.

"Esas pacíficas personas han padecido un despiadado cautiverio por los únicos delitos de defender su derecho a la libertad de expresión, desear el bienestar de nuestro pueblo y amar la Patria", denuncian las Damas de Blanco.

A su juicio, el "ensañamiento" de las autoridades cubanas con sus esposos "demuestra impotencia ante la solidez diamantina de esos inocentes, la cual se acrecienta mientras mayores son las arbitrariedades y más duras las condiciones, incluidas las celdas de castigo, que pretenden doblegar sus convicciones; la peor la asistencia médica más severa la tortura psicológica y las amenazas contra ellos y nuestras familias".

"Estamos convencidas de que, con la fortaleza de nuestros sentimientos y acciones, ustedes allá y nosotras en todas partes de Cuba, alcanzaremos la libertad y la democracia en nuestro país", expresaron las Damas, que aseguran sentirse "muy unidas" en estas fechas.

"Agradecemos profundamente la solidaridad y el calor humano que nos dispensan. En las prisiones, ellos tienen profunda fe y confianza de que su sacrificio no es en vano. Saben que no están olvidados y que labran un fututo luminoso para Cuba", concluye su nota.