Publicado 25/10/2021 03:10CET

Cuba.- Díaz-Canel asegura que en Cuba hay "suficientes revolucionarios" para enfrentar a los opositores

Archivo - Concentración de apoyo al presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel
Archivo - Concentración de apoyo al presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel - PRESIDENCIA DE CUBA - Archivo

MADRID, 25 Oct. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, ha asegurado que cuenta con "suficientes revolucionarios para enfrentar cualquier tipo de manifestación que pretenda destruir la Revolución", en alusión a la marcha convocada por el grupo disidente Archipiélago para el 15 de noviembre.

"La lucha es con inteligencia, con respeto y en defensa de nuestra Constitución (...) Que sepan que van a tener que luchar contra un pueblo que no se deja engañar, un pueblo suficientemente numeroso, valiente y heroico para luchar, al que no le asustan las amenazas", ha trasladado el presidente cubano a la oposición durante un acto del Partido Comunista de Cuba.

Ya la pasada semana la Fiscalía General de Cuba advirtío a los organizadores de la marcha que podrían incurrir en varios delitos si continuaban adelante con la actividad en ocho provincias de la isla, pues la solicitud ya fue rechazada a mediados octubre por "ilícitas".

"De incumplir la decisión (...) incurrirían en delitos de desobediencia, manifestaciones ilícitas, instigación a delinquir y otros previstos y sancionados en la legislación penal vigente", adelantó la Fiscalía.

Por su parte, Archipiélago, sin reconocimiento legal en Cuba, informó la pasada semana de que ante la negativa del Gobierno de la isla a permitir lo que han llamado "marcha cívica", han propuesto a la ciudadanía "una serie de iniciativas" para ampliar la participación "hacia la liberación de los presos políticos, la democracia y el Estado de derecho", cuenta en su página de Facebook.

Prevista inicialmente para el 20 de noviembre, la marcha tuvo que ser adelantada después de que el Gobierno anunciara una serie de maniobras militares de tres días que finalizarían en esa fecha elegida por el grupo opositor, en el que algunos de sus organizadores habrían estado implicados en los disturbios de las protestas de julio, según las autoridades de la isla.