Publicado 09/01/2020 15:02:59 +01:00CET

Cuba.- Dos detenidos en Cuba por cubrir con sangre de cerdo estatuas de José Martí

Memorial a José Martí en La Habana
Memorial a José Martí en La Habana - GETTY IMAGES / CHRIS JACKSON - Archivo

MADRID, 9 Ene. (EUROPA PRESS) -

Dos hombres han sido detenidos en Cuba por presuntamente haber cubierto con sangre de cerdo estatuas de José Martí, considerado el padre de la independencia cubana, el pasado 1 de enero en La Habana, según han informado los medios estatales.

Los dos detenidos por "la profanación" de los bustos de Martí han sido identificados como Panter Rodríguez Baró, de 44 años y "con múltiples antecedentes" policiales, y Yoel Prieto Tamayo, de 29 años.

Su actuación había recibido amplia difusión en redes sociales, ya que publicaron en internet fotos de ello, donde según 'Granma', el diario oficial del Partido Comunista, hubo "una gran ola de repulsa" ante la "afrenta al simbolismo" que tiene Martí para la isla.

Sin embargo, el grupo que estaría detrás de estos hechos, Clandestinos, ha negado conocer a los dos detenidos, según informa el portal 14ymedio. "No conocemos a esas personas. Ningún miembro de nuestra organización ha sido detenido", ha asegurado uno de sus integrantes por escrito y sin revelar su identidad.

"No somos un grupo político", ha añadido el presunto miembro de Clandestinos, que ha reivindicado que viertan "sangre de cerdo" sobre Martí porque su imagen "ha sido muy manipulada por la dictadura". "Martí ha sido ultrajado al usar su nombre para el oprobio contra el pueblo, para el abuso", ha añadido.

Según su versión, el grupo escogió la figura de Martí porque "es amado por todos los cubanos". "Es nuestro héroe nacional, nuestro apóstol, y cualquier acción con su figura tiene gran impacto", ha añadido.

El medio que dirige Yoani Sánchez ha asegurado haber intentado sin éxito verificar que los supuestos ataques contra la estatuas de Martí reivindicados por Clandestinos tuvieron lugar, pero no ha podido confirmarlo, si bien aclara que el régimen podría haber procedido a limpiar o cambiar las estatuas atacadas.

Así las cosas, el supuesto integrante de Clandestinos ha indicado que con su acción lo que buscan es "enviar un mensaje a la dictadura: esto es guerra". "Estamos cansados de bajar la cabeza. Y al pueblo el mensaje es claro: llegó la Hora", ha recalcado.