Cuba.- EEUU, dispuesto a colaborar con Cuba a pesar de su preocupación por la situación de los DDHH en la isla

Actualizado 21/04/2010 20:10:44 CET

La política de Obama con respecto a América Latina tiene ahora "un tono completamente diferente"

MADRID, 21 Abr. (EUROPA PRESS) -

Estados Unidos está preocupado por la situación de los Derechos Humanos en Cuba, especialmente tras la muerte del disidente Orlando Zapata Tamayo, pero sigue dispuesto a colaborar con el Gobierno cubano en cuestiones de interés común, aseguró este miércoles el subsecretario estadounidense para Asuntos del Hemisferio Occidental, Arturo Valenzuela.

Valenzuela señaló que la Administración del presidente Barack Obama comenzó un proceso colaboración con el Gobierno cubano en temas de interés común, entre los que citó la inmigración y los servicios postales.

Asimismo, destacó las conversaciones mantenidas entre las autoridades estadounidenses y cubanas para coordinar la respuesta a la crisis humanitaria provocada por el terremoto de en Haití del pasado 12 de enero.

También recordó la decisión de Obama de revertir las restricciones impuestas por su antecesor, George W. Bush, sobre los viajes de los cubano-americanos a la isla.

"Estamos avanzando conscientemente", dijo. "Seguimos preocupados por la situación de los Derechos Humanos en Cuba, pero estamos viendo en qué podemos colaborar", añadió, al tiempo que manifestó la voluntad de Estados Unidos de tener "una fuerte relación con el pueblo cubano".

El responsable para América Latina del Departamento de Estado norteamericano participó desde Washington, mediante vídeo conferencia, en el III Foro Europa - América Latina- EEUU, celebrado en Madrid entre los días 20 y 21 de abril.

La secretaria de Estado estadounidense, Hilarry Clinton, grabó un mensaje para el foro en el que aseguró que tanto ella como el presidente han estado trabajando desde su llegada al poder "para promover la colaboración y asociación con los países de las Américas".

Clinton destacó cuatro áreas de trabajo: la cooperación social y económica, la seguridad ciudadana, la seguridad energética y las energías limpias y el establecimiento de instituciones más efectivas.

"UN TONO COMPLETAMENTE DIFERENTE"

Valenzuela afirmó que la Administración Obama ha hecho progresos en las relaciones entre Estados Unidos y los países de América Latina y que su política con respecto a estos tiene "un tono completamente diferente".

En este sentido, manifestó que Estados Unidos está "comprometido a trabajar de forma constructiva y respetuosa con sus socios del hemisferio occidental para solucionar sus problemas". Entre los problemas más apremiantes enumeró la desigualdad social, la inseguridad y el narcotráfico.

Valenzuela abogó por el fortalecimiento de las instituciones regionales y de las instituciones democráticas nacionales, así como por una "economía vibrante, que resuelva las desigualdades y refuerce las instituciones".

Respecto a la lucha contra el narcotráfico, Valenzuela se felicitó por los esfuerzos realizados por países como Colombia y Ecuador, pero reconoció que la acción policial no es suficiente y abogó por una estrategia integral, que incluya la prevención del consumo de drogas.

En cuanto a las negociaciones con Colombia sobre el Tratado de Libre Comercio, Valenzuela aseguró que existe un compromiso por parte de la Administración Obama para que éste se ratifique, pero admitió que su aprobación en el Congreso es "difícil y compleja".