Actualizado 10/04/2015 19:37 CET

Histórico encuentro entre Kerry y el canciller cubano

Reunión entre Kerry y Rodríguez
Foto: TWITTER @STATEDEPT

CIUDAD DE PANAMÁ, 10 Abr. (Reuters/EP) -

   El secretario de Estado estadounidense, John Kerry, y el ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez, mantuvieron este jueves un histórico encuentro en los márgenes de la Cumbre de las Américas en Panamá por tratarse del primero de este nivel desde hace más de 50 años y el más alto hasta la fecha desde que se anunció en diciembre el acercamiento entre los dos países.

   "El secretario Kerry y el ministro de Relaciones Exteriores de Cuba (Bruno) Rodríguez tuvieron una discusión larga y muy constructiva esta noche. Ambos acordaron que hicieron avances y que continuarán trabajando para resolver las cuestiones pendientes", ha dicho un funcionario de alto rango del Departamento de Estado estadounidense.

   Por su parte, el Ministerio de Exteriores cubano ha publicado a primera hora del viernes una escueta nota en la que precisa que el encuentro se prolongó "por cerca de tres horas" y permitió a ambos "intercambiar sobre asuntos referidos al restablecimiento de las relaciones diplomáticas y la apertura de embajadas".

   "Como resultado de la reunión, que se desarrolló en un clima respetuoso y constructivo, se acordó continuar conversando sobre otros temas", ha precisado la Cancillería cubana.

   A través de un mensaje publicado en las redes sociales, el Gobierno estadounidense avanzaba horas antes que en este primer encuentro de alto nivel participarían los principales diplomáticos de ambos países, lo que ha derivado en una de las imágenes más esperadas desde el histórico anuncio del 17 de diciembre de una normalización de las relaciones hecho por el presidente Barack Obama y su homólogo cubano Raúl Castro.

   La cita a puertas cerradas se ha celebrado en un hotel de Ciudad de Panamá en la víspera de la Cumbre de las Américas en Panamá, donde se espera un encuentro histórico entre Barack Obama y Raúl Castro. Desde la Casa Blanca han dejado claro que no hay previsto una reunión formal pero han dado por seguro que ambos tendrán ocasión de mantener algún tipo de "intercambio" durante los dos días que dura la cumbre.