Actualizado 24/08/2006 06:30 CET

Cuba/EEUU.- Washington deja en manos del pueblo cubano decidir el futuro de la isla

NUEVA YORK, 24 Ago. (del corresponsal de EUROPA PRESS Carlos López) -

El secretario adjunto de Estado para asuntos del hemisferio occidental, Tom Shannon, aseguró hoy que Estados Unidos contempla los acontecimientos en Cuba con un interés particular desde que el presidente cubano, Fidel Castro, cediera el poder a su hermano Raúl.

En declaraciones recogidas por 'The Voice of America', Shannon afirmó que lo que se estaba presenciando en Cuba hoy era una transferencia de poder "a cámara lenta". Dada la edad y la salud de Fidel Castro "no parece, por el momento, que pueda regresar a la gestión diaria en la forma en que lo venido haciendo durante años".

Shannon destacó que el futuro de Cuba "será determinado por el pueblo cubano" y añadió que "no se podrá imponer ninguna solución política desde fuera (...) Es imperativo que el pueblo cubano sea capaz de elegir su futuro". De esta forma reiteraba la posición de Estados Unidos ya pronunciada anteriormente por la Casa Blanca.

Asimismo, Shannon añadió que la apertura política y la democratización "pueden tomar distintas formas" pero al final lo importante será "escuchar de los cubanos como contemplan este acontecimiento (...) En principio, los comentarios iniciales procedentes de la isla no parecen indicar demasiado interés, pero Estados Unidos está escuchando".

Por su parte, el ministro de Salud de Cuba, José Ramón Balaguer, aseguró el pasado martes que el presidente cubano, Fidel Castro, continúa con su recuperación tras la intervención quirúrgica a la que fue sometida a finales de julio para poder seguir "en la primera línea de combate".

"Hoy brilla nuestro pueblo al saber que Fidel se recupera para seguir en la primera línea del combate y también cuando sepa que ya tenemos 71 000 médicos en Cuba, más de 20 veces los que decidieron quedarse tras el triunfo de la Revolución en 1959", afirmó Balaguer.

Así lo aseguró el ministro de Salud durante la ceremonia de graduación de 2.314 médicos cubanos y otros 1.593 de 26 países, de los cuales 1.004 pertenecen al Instituto Superior de Ciencias Médicas de La Habana (ISCMH) y la Escuela Latinoamericana de Medicina (ELAM).