Cuba.- La Embajada niega que diplomáticos cubanos participasen en el 'boicot' al acto de Raúl Rivero en Sevilla

Actualizado 05/04/2006 16:14:02 CET

MADRID, 5 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Embajada de Cuba en España negó hoy que funcionarios de la legación diplomática o de sus consulados participasen el lunes en el boicot al acto en el que tenía previsto participar el poeta cubano Raúl Rivero, excarcelado el año pasado por las autoridades de la isla gracias a la mediación del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero.

"Los funcionarios de nuestros consulados y Embajada en España no asisten a actividades que no sean invitados, y menos a las que mercenarios al servicio de Estados Unidos agreden a la Revolución Cubana, apoyada por la gran mayoría de nuestro pueblo", afirmó el consejero de prensa de la Embajada Carta al Director de 'El Mundo'.

Así, afirmó que "una vez más" Rivero "miente" al decir que en el acto de la Universidad de Sevilla había representantes del Consulado de Cuba en Andalucía. "Estamos acostumbrados a escuchar mentir una y otra vez al señor Rivero, como lo hacen cotidianamente quienes desean convertir a Cuba en un apéndice de Estados Unidos", añadió.

La Universidad de Sevilla expresó ayer su "más enérgica condena" al grupo de boicoteadores "ajenos a la Comunidad Universitaria" que el lunes impidió la celebración de una conferencia de Raúl Rivero sobre 'Periodismo, poesía y compromiso político', que iba a tener lugar en el Paraninfo de la Hispalense.

Además, ante este lamentable suceso la universidad quiso hacer saber que, "con independencia de cualquier posicionamiento ideológico concreto, hechos como éste son contrarios a la esencia de la Universidad como ámbito de libertad y que, por tanto, merecen la más enérgica condena de la Comunidad Universitaria".

Un grupo de unas 20 personas impidió hablar a Raúl Rivero en un acto organizado por el Council on International Educational Exchange (CIEE) de Sevilla a celebrar en el Paraninfo de la institución académica. Raúl Rivero fue condenado en 2003, tras un juicio sumarísimo, a más de 20 años de prisión por un delito de opinión.