Actualizado 09/02/2006 19:13:41 +00:00 CET

Cuba.- Hospitalizan en "estado crítico" al periodista cubano en huelga de hambre para conseguir un acceso a internet

MADRID, 9 Feb. (EUROPA PRESS) -

El director de la agencia de noticias independiente Cubanacán Press, Guillermo Fariñas, actualmente en libertad bajo licencia extrapenal por motivos de salud tras ser detenido en el grupo de los 75 durante la primavera de 2003, fue hospitalizado ayer por la tarde en "estado crítico" a consecuencia de la huelga de hambre que realiza desde hace nueve días en demanda a las autoridades de un acceso a Internet desde su casa para trasmitir sus informaciones.

Esta es la huelga de hambre número 10 que realiza para exigir sus derechos en Cuba el opositor, de 42 años de edad, quien pesa tan sólo 58 kilos a pesar de tener una estatura de 1,92 metros, según informó la citada agencia de noticias, ubicada en la ciudad de Santa Clara.

Fariñas, psicólogo y periodista, sufrió una pérdida total de conocimiento al entrar en un 'shock' severo agudo, por lo que fue trasladado de inmediato por varios activistas de Derechos Humanos que acompañaban al huelguista. Así, fue ingresado en el hospital viejo de esta ciudad, ubicado a 400 metros de su vivienda.

"A los 10 minutos de encontrarse en este recinto hospitalario, donde se le suministró de inmediato medicamentos de hidratación por vía intravenosa, una ambulancia lo trasladó para el hospital provincial Arnaldo Milián, donde fue ingresado en la sala de terapia intensiva, en estado crítico", precisaron.

Horas después, Fariñas recobró el conocimiento y "a pesar de continuar presentando un cuadro clínico de gravedad, el huelguista acopió fuerzas para autoretirarse el suministro de medicamentos por vía intravenosa", informaron en su nota, en la que aseguran que el opositor "está grave" en estos momentos.

En reiteradas ocasiones, este activista de Derechos Humanos declaró ante familiares y conocidos, su decisión de luchar hasta la muerte por el reconocimiento de sus derechos. Así lo manifestó también en la misiva enviada el pasado 31 de enero a Fidel Castro.

"He decidido declararme en huelga de hambre y de sed hasta morir (...) porque quiero que se me instale por parte de la Empresa de Telecomunicaciones de Cuba S.A., como lo hacen con los privilegiados del Gobierno, un acceso directo a Internet desde mi hogar", declaró Fariñas en su carta.

En Cuba, los medios de comunicación dependen del Partido Comunista, bajo la propiedad estatal. El acceso a Internet se rige por estos mismos controles, por cuanto los ciudadanos no tienen libre entrada a esta red internacional y solo se autorizan de forma total o limitada, a determinadas entidades estatales así como a funcionarios que pertenecen a las mismas.

La Agencia Cubanacán Press mostró su preocupación ante la posibilidad de un desenlace fatal de la historia de Fariñas y reclama por tanto la solidaridad internacional con el opositor "en momentos donde los minutos y los segundos pesan sobre la vida de este defensor de la libertad de expresión y los Derechos Humanos".

En la primavera de 2003, en lo que se consideró la ola represiva más importante de los últimos años, las autoridades cubanas condenaron a 75 disidentes a penas de hasta 28 años de prisión, acusados de conspirar con Estados Unidos, atentar contra la independencia del Estado y socavar los principios de la revolución.

Desde entonces, un total de 14 de ellos han sido excarcelados con licencias concedidas por motivos de salud.