Actualizado 03/01/2010 19:38:32 +00:00 CET

Cuba.- Niños y jóvenes cubanos participan en una reconstrucción de la marcha que culminó la Revolución Cubana

LA HABANA, 3 Ene. (EUROPA PRESS) -

Niños y jóvenes cubanos participan en estos días en una reconstrucción de la histórica Caravana de la Victoria coincidiendo con el 51 aniversario de esta marcha de ocho días que supuso la culminación de la Revolución Cubana y la llegada al poder de Fidel Castro.

En los primeros ocho días de enero de 1959 los mandos del Ejército rebelde viajaron del este de Cuba hacia La Habana, del mismo modo que la Caravana que partió el sábado de Santiago. Medio centenar de jóvenes destacados en representación de los años que cumplió la Revolución Cubana repitieron el hecho, como homenaje al triunfo del Primero de Enero de 1959, informó la agencia de noticias cubana AIN.

René Alonso, estudiante de Medicina en la Universidad de Ciencias Médicas de Santiago de Cuba, expresó en el acto de inicio de la Caravana que "es un orgullo revivir la caravana, porque es la oportunidad de disfrutar uno de sus momentos más memorables de la Revolución".

Omar Vázquez, quien en 1959 acompañó al líder revolucionario en su recorrido hasta La Habana, insistió en la necesidad de que los jóvenes aprendan la historia de Cuba, y la importancia de la comunicación entre todas las generaciones de cubanos para mantener el socialismo.

La entrada triunfal en Bayamo de la Caravana de la Victoria también fue reeditada por 60 pioneros destacados de esta ciudad, que fueron recibidos en la Plaza de la Revolución de localidad por cuatro de los rebeldes que aquel 2 de enero de 1959 acompañaron a Fidel Castro: el coronel Arturo Aguilera, los tenientes coroneles Carlos Fraga Moreno y Rafael Corrales Urquiza y el primer teniente Juan Estrada Viamonte.

En la conmemoración también participaron, junto a millares de personas, el primer secretario del Partido en Granma, Luis Virelles Barreda; Jesús Infante López, presidente del Gobierno en la provincia; y el premio nacional de la Radio y premio nacional de Pedagogía, Víctor Montero, quien hace 51 años presentó a Fidel ante los bayameses.

Los pioneros rememoraron cómo se pactó en las afueras de la ciudad, en Cautillo Club, la capitulación de los militares que custodiaban el Puesto de Mando de Bayamo, uno de los últimos reductos del Ejército cubano.