Cuba.- El número de opositores detenidos en Cuba llega a su cifra más alta en octubre con un total de 310

Actualizado 09/11/2010 19:10:00 CET

MADRID, 9 Nov. (EUROPA PRESS) -

La represión del Gobierno de Cuba contra la disidencia aumentó significativamente el pasado mes de octubre sumando un total de 310 detenciones arbitrarias, la cifra más alta de este año, según ha informado la Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional (CCDHRN).

El informe de la CCDHRN --organización no oficial pero tolerada por el régimen-- revela que los opositores fueron víctima de constantes detenciones de corta duración y hechos "represivos" que tuvieron lugar a diario en distintas ciudades de la isla.

"La represión política aumentó en comparación con todos los meses transcurridos del 2010, bajo la forma de detenciones arbitrarias, actos de repudio y otras formas de hostigamiento", señala el texto recogido por Europa Press.

La mayoría de los disidentes pertenecen a reconocidas organizaciones como Cuba Independiente y Democrática, Partido Social Demócrata, Coalición Central Opositora, Alianza Democrática Oriental, Partido Democrático 30 de Noviembre y Movimiento Jóvenes por la Democracia, entre otras.

El "acto de represión política" de mayor contundencia fue contra Reina Luisa Tamayo, madre del prisionero de conciencia Orlando Zapata Tamayo, fallecido el pasado mes de febrero tras 82 días de huelga de hambre para exigir mejoras en las condiciones de los presos en la isla.

El pasado 31 de octubre, "decenas" de disidentes fueron "brutalmente golpeados por fuerzas del régimen" cuando se dirigían a la tumba del prisionero político en la localidad de Banes, provincia de Holguín (este). Según cifras de la CCDHRN, un total de 34 personas fueron detenidas por más de 48 horas, incluyendo a Reina Luisa Tamayo, quien ya ha sido víctima de hechos similares desde que murió su hijo.

EXCARCELACIONES

En octubre fueron liberados un total de seis presos políticos, incluyendo a cuatro prisioneros de conciencia que pertenecen al grupo de 52 disidentes de la Primavera Negra de 2003 que el presidente Raúl Castro se comprometió excarcelar, fruto de los diálogos con la Iglesia Católica y el Gobierno español.

La CCDHRN ha criticado que el régimen castrista haya decidido incluir recientemente en la lista de excarcelados a "presos por delitos contra el Estado que utilizaron alguna forma de fuerza o violencia", mientras que "13 prisioneros de conciencia, adoptados por Amnistía Internacional permanecen en prisiones de alta seguridad".

Los 13 opositores de la Primavera Negra aún permanecen en la cárcel porque rechazaron la propuesta de viajar a España a cambio de su libertad, tal y como lo hicieron 39 ex prisioneros que salieron de la isla con sus familiares.