Actualizado 09/08/2011 21:30 CET

Cuba.- Obama cree que es momento de que Cuba libere a Alan Gross por "razones humanitarias"

Califica al gobierno cubano como un "sistema opresivo"

MIAMI, 9 Ago. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, cree que es momento de que el Gobierno de Raúl Castro tome la decisión de liberar por "razones humanitarias" al contratista Alan Gross, condenado en Cuba a 15 años de prisión por delitos contra la seguridad del Estado y cuya sentencia fue ratificada la semana pasada.

"Creo que es tiempo de que Gross sea liberado, aunque sólo sea por razones humanitarias", dijo el mandatario estadounidense en declaraciones a un grupo de periodistas hispanos reunidos en la Casa Blanca, informa el diario local 'El Nuevo Herald'.

Gross, de 62 años, fue detenido en diciembre de 2009 en La Habana, acusado de distribuir ilegalmente equipos de comunicación satelital como subcontratista de la Agencia Estadounidense para el Desarrollo Internacional (USAID) que financia, entre otras cosas, programas destinados a promover la democracia en la isla.

La Sala de los Delitos contra la Seguridad del Estado del Tribunal Supremo de Cuba desestimó el pasado jueves el recurso de apelación presentado por la defensa de Gross, con lo que confirma su sentencia de 15 años de prisión.

Obama confesó sentirse decepcionado por la resolución del tribunal en La Habana. "Nosotros no esperábamos algo diferente de las cortes cubanas, pero creemos que el Gobierno cubano debería tomar la decisión correcta de permitir el regreso de Alan Gross con su familia", expresó.

La detención de Gross se convirtió en un obstáculo dentro del tímido acercamiento que había tenido Washington con La Habana desde que Obama asumió el poder en enero de 2009 y ordenó flexibilizar algunas medidas correspondientes al embargo económico que Estados Unidos mantiene sobre la isla desde hace medio siglo.

Obama levantó las restricciones de viajes a la isla de los cubano-americanos --quienes antes sólo podían ir cada tres años-- y el envío de remesas, que hasta hace apenas un par de años sólo podía ser trimestral. Según el mandatario, estas medidas benefician al público cubano y no al gobierno de los hermanos Castro, y se han tomado con el apoyo del exilio.

Además del arresto de Gross, las relaciones entre ambos países vecinos no ha mejorado porque el régimen castrista no ha emprendido reformas sustanciales en política y Derechos Humanos.

"En un sistema opresivo. No hemos visto que Cuba reconozca lo que está pasando alrededor del mundo: un movimiento continuo por libertad y respeto por los Derechos Humanos", aseveró.