Publicado 01/07/2021 20:29CET

Cuba.- El Observatorio Cubano de DDHH denuncia ante la ONU la detención de más de 30.000 personas por parte del Gobierno

Archivo - Imagen de archivo de Cuba.
Archivo - Imagen de archivo de Cuba. - XINHUA / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO - Archivo

MADRID, 1 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Observatorio Cubano de Derechos Humanos (OCDH) ha denunciado este jueves al Gobierno de Cuba ante Naciones Unidas por las más de 30.000 "detenciones arbitrarias ocurridas en los últimos cinco años" contra opositores políticos, periodistas y activistas independientes, así como por la "retención ilegal" en sus casas.

La OCDH ha insistido en que se trata de "un cuadro persistente de reclusiones arbitrarias y detenciones domiciliarias", a los que se suma que, en el transcurso de cinco años y seis meses --desde 2015-- "se han producido en Cuba 30.786 detenciones arbitrarias".

En concreto, ha precisado el organismo, la mayor incidencia de las detenciones arbitrarias tuvo lugar durante el llamado "deshielo" entre Cuba y Estados Unidos, lo que indica que "el Gobierno no ha tenido nunca voluntad de cambiar las cosas", según la organización.

La denuncia ha sido presentada ante el Grupo de Trabajo sobre la Detención Arbitraria de la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de la ONU.

Además, el OCDH ha insistido en que en las detenciones se emplea el uso de la fuerza desmedida y los malos tratos en múltiples ocasiones, mientras que ha asegurado que viene registrando una "modalidad 'sui generis' de detención arbitraria, que consiste en retener ilegalmente en sus casas a activistas de Derechos Humanos, periodistas y artistas independientes".

Estas acciones suponen "una clara violación a la libre circulación y, sobre todo, una forma de privación de libertad ilegal, para impedir el ejercicio de otros derechos".

En este sentido, en la denuncia ponen de manifiesto que "las detenciones arbitrarias se llevan a cabo de forma regular por agentes policiales y miembros de la seguridad del Estado, como método de represión y hostigamiento contra personas con un activismo político contrario a los intereses gubernamentales".

A lo que agrega que "las modalidades de privaciones de libertad descritas no se encuentran autorizadas por la Constitución cubana, ni el resto del ordenamiento jurídico interno. En consecuencia, se hallan fuera de las causas y los procedimientos legales establecidos".

Precisamente, Human Rights Watch (HRW) denunció el miércoles las "violaciones sistemáticas" de Derechos Humanos contra artistas y periodistas críticos con el Gobierno cubano, unos abusos que "siguen patrones consistentes y reiterados" y que manifiestan un "plan de las autoridades cubanas para reprimir selectivamente".