Actualizado 26/03/2010 21:29 CET

Cuba.-Opositores cubanos piden a la UE promover el desarrollo tecnológico para que la disidencia tenga acceso a Internet

MADRID, 26 Mar. (EUROPA PRESS) -

Los opositores cubanos dentro y fuera de la isla han reclamado este viernes a los gobiernos de la Unión Europea mayores esfuerzos para promover el desarrollo tecnológico con miras a que toda la población --especialmente la disidencia-- pueda tener acceso a Internet dentro de Cuba y así dar a conocer al mundo, sin restricciones, los que sucede

"Mientras mayor interconexión haya en la isla más fácil será distribuir el mensaje de cambio en Cuba", aseguró Pablo Díaz, escritor del Diario de Cuba, durante el foro Europa en Solidaridad con Cuba, organizado por el Instituto Lech Walesa y celebrado en Madrid.

En el encuentro, en el que participaron varios eurodiputados, los opositores al régimen castrista destacaron que Internet es una herramienta clave para adentrar a Cuba en el proceso democrático que se promueve dentro y fuera de la isla, porque es la vía por la que se puede extender el mensaje de aquellos que han sido víctimas de más de 51 años de dictadura.

"Internet ayuda a proteger a quienes están en la isla enfrentándose al totalitarismo y sensibiliza, a la vez, a quienes están fuera", acotó Díaz.

La enfermedad que inhabilitó al ex presidente cubano Fidel Castro "no ha tenido tanto impacto" como el acceso que han logrado tener algunos periodistas y políticos que lograron crear blogs y páginas de referencia internacional. "El ocaso del castrismo se ha precipitado debido al Internet", acotó el escritor.

CASTRO "PIERDE LA BATALLA"

Para Díaz, "esa batalla" que comenzó el castrismo a través de la propaganda a comienzos de la revolución "han empezado a perderla" gracias a la actividad de la disidencia en la red, quienes ahora "están ganando el terreno de la imagen internacional".

El periodista cubano y ex preso político Raúl Rivero comentó que hace unos 20 años "era impensable" que algún opositor pudiese contarle al mundo lo que sucede en Cuba como lo hace ahora la "nueva generación de periodistas independientes" que ha nacido en la isla.

"El desarrollo tecnológico en Cuba ha sido muy duro para la dictadura, por eso creo que desde la UE podemos dar apoyo tecnológico a la disidencia" en ese país, acotó Rivero.

Muchos de los que logran entrar a Internet para contar lo que sucede en Cuba "no se consideran ni siquiera disidentes", aclaró por su parte Antonio Guedes, representante de la Unión Liberal de Cuba, al lamentar que el régimen castrista "hace un gran esfuerzo para catalogarlos como opositores políticos y perseguirlos".

Asimismo, Guedes ha destacado que los periodistas han logrado no sólo extender sus pensamientos por la red sino también a través de la radio de onda corta para informar dentro de la isla de hechos como la muerte del disidente Orlando Zapata, tras 85 días de huelga de hambre.

Por otra parte, se mostró partidario de que la UE mantenga su Posición Común hacia La Habana porque es "un permanente recordatorio al Gobierno cubano" de que Europa "no acepta una dictadura". "Es también la forma de respaldo a los reformistas del gobierno (castrista) que quieren cambios y a los opositores", añadió.

PRESTAR LAS EMBAJADAS

Los disidentes coincidieron en pedir a los gobiernos de la UE que faciliten sus embajadas en la isla para que los periodistas independientes y los defensores de los Derechos Humanos puedan tener acceso a Internet, considerando que en Cuba entrar en la red es considerado prácticamente un delito.

A este respecto, Guedes sugirió colocar "antenas wifi descodificadas" en las legaciones europeas para que los opositores puedan enviar sus correos y actualizar sus blogs sin que sean captados por los servicios secretos cubanos.

Esta misma demanda fue realizada por la periodista cubana Miriam Leyva, quien participó en el foro vía telefónica desde La Habana, al precisar que el acceso a Internet para los cubanos en la isla es "muy importante" porque es una herramienta que permite que su lucha trascienda y no se quede en la isla como un asunto local.